Ir al contenido principal

LOS BUQUES TIPO CANGURO.

En estos tiempos de incertidumbres sobre el futuro del transporte marítimo entre Melilla y la Península, cabe volver la vista a tiempos mejores como los años en que estuvieron en servicio los buques tipo canguro en las líneas con Málaga y Almería. 
Los buques tipo canguro fueron un proyecto de los astilleros Unión de Levante para la Naviera Ibarra de cara a operar en su línea entre Barcelona y Génova. 
El primer buque canguro que entró en servicio fue el Cabo San Sebastián (futuro Ciudad de Santa Cruz de La Palma) en septiembre de 1972 en la línea  de Ibarra que unía Barcelona - Palma - Génova. A principios de los años ochenta, la Naviera Ibarra acabó  vendiendo los canguro a Trasmediterránea  que los incorporó a todas sus líneas entre ellas las que unen Melilla con Málaga y Almería. 


EL CIUDAD DE BADAJOZ EN UN DÍA DE LA VIRGEN DEL CARMEN


Las características técnicas de los buques tipo canguro era: 138 metros de eslora, 20,5 de manga, 6,6 de puntal. Desplazamiento de 8700 toneladas. Potencia de máquinas de 8900 HP con dos ejes de hélices para desarrollar una velocidad de crucero de 21 nudos. Su capacidad rondaba los 1000 pasajeros en camarotes y butacas y unos 250 coches o su equivalencia en camiones y bateas.
Eran buques infinitamente más cómodos que el Ciudad de Las Palmas que actualmente cubre la línea con Almería y equiparables al Juan J. Sister. A destacar el salón que tenían en proa, su hall de entrada y los camarotes preferentes que hubo en alguno de estos buques.
Personalmente, y cuando navegaba en el Isla de Los Volcanes, tomé cierta inquina a los canguros porque me cansé de ver como me adelantaban invariablemente y en cualquier condición de viento o mar en los trayectos entre Melilla y Málaga aunque nosotros salíamos varias horas antes que ellos, pero es que casi doblaban nuestra velocidad. Esta velocidad les permitía cumplir los horarios establecidos, cosa que con el Ciudad de Las Palmas no ocurre siempre.





Los canguros tuvieron un final poco digno  e inmerecido en esta línea de Melilla porque los mantuvieron operativos hasta los primeros años del siglo XXI cuando los barcos estaban ya en muy malas condiciones de mantenimiento. Sin embargo, este amargo final no debe desmerecer los buenos servicios prestados a los melillenses durante los años que estuvieron en servicio. 





Comentarios

Entradas populares de este blog

EL VAPOR GANDÍA Y EL DESEMBARCO EN AFRAU. ENERO 1921.

La Marina Mercante española en general y, especialmente, Trasmediterránea desde que  asumió  las comunicaciones marítimas entre la Península y las ciudades españolas del Norte de África,  tuvo una importante participación en las Campañas de Marruecos  tanto transportando hombres,pertrechos y equipos desde la Península a Melilla o Ceuta, como formando parte de las fuerzas navales en los diferentes desembarcos en territorio marroquí que se realizaron durante estas campañas, desde el de la Restinga en 1908 al de Alhucemas en 1925.  En este artículo, nos ocuparemos de la participación del Gandía en el desembarco efectuado en la playa de Sidi el Hassain para ocupar punta Afrau y establecer allí una posición fortificada. El vapor Gandía era un pequeño buque de 50 metros de eslora y 6 manga construido en Inglaterra en 1869 como un yate de nombre de Hellen.  Tras pasar por diversas navieras y transformaciones, acabó comprado por Trasmediterránea en 1918 que lo rebautizó como Gandía y lo puso…

LA ODISEA DEL FALUCHO SAN JOSÉ: DE MÁLAGA A MELILLA PASANDO POR ORAN.

A mediados del siglo XIX, las comunicaciones marítimas entre Melilla y Málaga se mantenían mediante los faluchos correos. Los faluchos eran un tipo de embarcación típicamente mediterránea de porte mediano y que arbolaban un mastil central con vela latina, una mesana latina y bauprés para aparejar un foque.

Según cronicas de la época, estos faluchos solían estar a la carga en Málaga y aprovechaban los vientos de poniente para hacer su viaje a Melilla. Esta espera de vientos favorables no permitía mantener un servicio regular entre ambos puertos, pero los patrones y marineros que tripulaban estos buques no dudaban en aprovechar la más mínima oportunidad para cumplir con el servicio asignado, aunque a veces el tiempo les gastara tan malas pasadas como la ocurrida al falucho San Jose en marzo de 1853.

En el diario La Esperanza del 22 de abril de 1853 se publicó una carta fechada en Melilla el 11 de abril en la que se relataba esta verdadera odisea sufrida enmedio de un fuerte temporal de p…

EL PRIMER VIAJE DEL ANTONIO LAZARO Y EL VICENTE PUCHOL.

Los buques correo Antonio Lázaro y Vicente Puchol  fueron compañeros de fatigas de los primeros años de vida de nuestra antigua estación marítima que ahora nos quieren derribar. La entrada en servicio de estos buques en las líneas marítimas que unen Melilla con Málaga y Almería marcó un antes y un después del transporte marítimo de nuestra ciudad en unos años en que el puerto de Melilla empezó a figurar entre los primeros de España en cuanto al tráfico de pasajeros.
EL TELEGRAMA DE MELILLA DEL 4 DE SEPTIEMBRE DE 1968
El Antonio Lázaro fue diseñado como buque mixto de carga y pasaje y construido en los astilleros de la Unión Naval de Levante. Su botadura se realizó el 13 de enero de 1968 y se pensaba que sería el primero de una serie de cuatro buques que no llegó a llevarse a cabo. Su eslora era de 106,43 metros, manga de 16,3 metros, puntal de 7,19 metros. Calado máximo de 5 metros. Desplazamiento de 4729 toneladas y peso muerto de 1881 toneladas. Disponía de espacios de carga a proa …