Ir al contenido principal

LA VARADA DEL VAPOR TINTORÉ EN LA ISLA DE ALBORÁN.


En la mar, cualquier descuido, aunque sea en maniobras consideradas rutinarias, puede desencadenar accidentes que podrían llegar a tener consecuencias graves. Esto es lo que  estuvo a punto de ocurrirle al vapor Tintoré en la madrugada del 2 de septiembre de 1922 al ir a fondear en la isla de Alborán.
El Tintoré era un vapor  mixto de carga y pasaje construido en Inglaterra en 1869  con 78,8 metros de eslora; 9,23 de manga y 1289 TRB.
El buque fue adquirido por naviera Tintoré para realizar su línea entre Alicante, Almería y Orán. Con el auge experimentado por Melilla a raíz de la guerra de 1909, esta línea marítima se modificó para salir desde Barcelona e incluir a Melilla en el itinerario, quedando establecida con salidas los días 5,15 y 25 de cada mes desde  Barcelona con escalas en Almería y Melilla  en cada rotación y un viaje al mes entre Melilla y Orán.
Esta línea se mantuvo hasta la fundación de la Compañía Trasmediterránea por fusión de diferentes navieras entre ellas Tintoré.

ISLA DE ALBORÁN CON LA RESTINGA DE SU LADO NORTE EN PRIMER PLANO


Tras diversos destinos, el vapor Tintoré, ahora ya con los gallardetes de Trasmediterránea, volvió a la línea entre Almería, Melilla y Orán. Salía desde Almería los viernes procedente de Cartagena y tras tocar en Alborán para desembarcar los suministros a los fareros, si así tocaba, llegaba los sábados por la mañana a Melilla para salir esa misma tarde para Orán.
El viernes 1 de de septiembre de 1922, el Tintoré salió de Almeria hacia Alborán y Melilla. Estaba al mando del capitán de la Marina Mercante Antonio Canglia con 32 tripulantes, carga y cien pasajeros para Melilla y Orán. Llegó a la isla pasada la medianoche iniciando las maniobras de fondeo para desembarcar las provisiones destinadas a los fareros, pero al ir reduciendo máquina empezó a tirar del buque una corriente que lo llevó, sin dar tiempo a evitarlo, a embarrancar de proa en la restinga de piedras que se extiende al norte de la isla. El capitán del Tintoré ordenó emitir un aviso de auxilio por la radiotelegrafía que fue recogido por la estación melillense de Alfonso XIII. Esta estación avisó a la Comandancia Marina y al delegado de la naviera de lo ocurrido que ordenaron a los vapores Delfín y Antonio Lázaro acudir en auxilio del buque siniestrado.






VAPOR TINTORÉ VISTO POR BABOR.


El error del fondeo, que pudo poner el buque en serio peligro, se subsanó realizando una laboriosa maniobra  como es la de fondear un ancla como codera. El ancla elegido fue el de estribor que hubo que arriar sobre el molinete hasta depositarlo sobre un bote del buque. Una vez el ancla en el bote se desengrilletaba de la cadena y se aferraba a una fuerte estacha. En este momento se llevaba con el bote hasta el lugar elegido para fondear  y se daba fondo. Una vez  fondeado el ancla se ordenó virar  el cabo que hacía de codera hasta conseguir librar la proa de la restinga. Tras comprobar que no había daños de consideración en el casco, el Tintoré puso rumbo a Melilla sin requerir auxilio de los buques enviados en su ayuda.
En  la tarde del sábado, el Tintoré llegó a Melilla y reparó los pequeños daños sufrido para salir con rumbo a Orán al día siguiente, continuando con su ruta.
Poco después de este accidente, el Tintoré paso a la línea de Baleares hasta que fue retirado del servicio y desguazado en 1936.

Comentarios

Entradas populares de este blog

EL VAPOR GANDÍA Y EL DESEMBARCO EN AFRAU. ENERO 1921.

La Marina Mercante española en general y, especialmente, Trasmediterránea desde que  asumió  las comunicaciones marítimas entre la Península y las ciudades españolas del Norte de África,  tuvo una importante participación en las Campañas de Marruecos  tanto transportando hombres,pertrechos y equipos desde la Península a Melilla o Ceuta, como formando parte de las fuerzas navales en los diferentes desembarcos en territorio marroquí que se realizaron durante estas campañas, desde el de la Restinga en 1908 al de Alhucemas en 1925.  En este artículo, nos ocuparemos de la participación del Gandía en el desembarco efectuado en la playa de Sidi el Hassain para ocupar punta Afrau y establecer allí una posición fortificada. El vapor Gandía era un pequeño buque de 50 metros de eslora y 6 manga construido en Inglaterra en 1869 como un yate de nombre de Hellen.  Tras pasar por diversas navieras y transformaciones, acabó comprado por Trasmediterránea en 1918 que lo rebautizó como Gandía y lo puso…

LA ODISEA DEL FALUCHO SAN JOSÉ: DE MÁLAGA A MELILLA PASANDO POR ORAN.

A mediados del siglo XIX, las comunicaciones marítimas entre Melilla y Málaga se mantenían mediante los faluchos correos. Los faluchos eran un tipo de embarcación típicamente mediterránea de porte mediano y que arbolaban un mastil central con vela latina, una mesana latina y bauprés para aparejar un foque.

Según cronicas de la época, estos faluchos solían estar a la carga en Málaga y aprovechaban los vientos de poniente para hacer su viaje a Melilla. Esta espera de vientos favorables no permitía mantener un servicio regular entre ambos puertos, pero los patrones y marineros que tripulaban estos buques no dudaban en aprovechar la más mínima oportunidad para cumplir con el servicio asignado, aunque a veces el tiempo les gastara tan malas pasadas como la ocurrida al falucho San Jose en marzo de 1853.

En el diario La Esperanza del 22 de abril de 1853 se publicó una carta fechada en Melilla el 11 de abril en la que se relataba esta verdadera odisea sufrida enmedio de un fuerte temporal de p…

EL PRIMER VIAJE DEL ANTONIO LAZARO Y EL VICENTE PUCHOL.

Los buques correo Antonio Lázaro y Vicente Puchol  fueron compañeros de fatigas de los primeros años de vida de nuestra antigua estación marítima que ahora nos quieren derribar. La entrada en servicio de estos buques en las líneas marítimas que unen Melilla con Málaga y Almería marcó un antes y un después del transporte marítimo de nuestra ciudad en unos años en que el puerto de Melilla empezó a figurar entre los primeros de España en cuanto al tráfico de pasajeros.
EL TELEGRAMA DE MELILLA DEL 4 DE SEPTIEMBRE DE 1968
El Antonio Lázaro fue diseñado como buque mixto de carga y pasaje y construido en los astilleros de la Unión Naval de Levante. Su botadura se realizó el 13 de enero de 1968 y se pensaba que sería el primero de una serie de cuatro buques que no llegó a llevarse a cabo. Su eslora era de 106,43 metros, manga de 16,3 metros, puntal de 7,19 metros. Calado máximo de 5 metros. Desplazamiento de 4729 toneladas y peso muerto de 1881 toneladas. Disponía de espacios de carga a proa …