Ir al contenido principal

CUANDO LA FAUNA MARINA ERA EL ENEMIGO.


No hace tantos años, la percepción de la vida natural y sus interrelaciones con los humanos era vista de forma totalmente diferente a la actualidad. Hoy en día existe en gran parte de la población una conciencia de la necesidad de conservar la riqueza natural de nuestro entorno, cosa que no ocurría anteriormente ya que se consideraban como simples alimañas a exterminar muchas especies que  hoy son objeto de protección por las autoridades y de simpatías de la población como delfines, calderones o, incluso,  la foca monje, uno de cuyos  ejemplares, Peluso,  se  llegó a tener como emblema mediático de la Chafarinas y cuya desaparición lamentamos actualmente,  eran perseguidas a tiros por las islas a causa de los supuestos daños que ocasionaban a las redes de los pesqueros. 
Vamos a recordar aquí unos ejemplos de esta lucha contra las especies animales que esperemos que nunca se repita.



FAMILIA DE CALDERONES EN EL MAR DE ALBORÁN


El 30 de abril de 1930 aparecía como noticia en El Telegrama del Rif que dos vecinos de Chafarinas habían dado muerte a tiros a un "lobo marino"(que era como llamaban a las focas monje) de dos metros y medio de longitud y un peso de 30 arrobas, unos 350 kilos. La muerte de la foca fue muy celebrada por los daños que supuestamente causaba a las redes de los pescadores. En unos años en que el sector pesquero melillense realizaba capturas del orden de las 5000 toneladas anuales ¿Qué daño podía hacer una foca monje?. Estas consideraciones no se tenían en cuenta y se perseguía a esta especie con la saña que reflejaba la noticia del Telegrama.




EL TELEGRAMA DEL RIF DEL 30 DE ABRIL DE 1930




Otra especie de mamíferos marinos que se ganó la inquina de nuestros pescadores eran los calderones, también llamados negros o cap de olla en Cataluña y Levante. Se les acusaba, igualmente, de romper las redes  en el momento de izarlas para comerse la pesca que contenían. Se decía que tenían predilección por las sardinas, la especie más abundante en nuestras aguas y la más capturada por nuestros pesqueros. El 6 de diciembre de 1950, en El Telegrama del Rif  se hacían eco de las denuncias de los armadores de pesca de la ciudad sobre unas familias de calderones que estaban recorriendo la costa desde Alhucemas hasta Melilla alimentándose de sardinas y produciendo daños en las redes que valoraban en muchos miles de pesetas. En dicho reportaje podemos leer lo siguiente que transcribo literalmente: las bandadas de "negros" que atemorizan por sus daños a la flota pesquera local suelen establecerse próximas a los puertos y el único medio hábil de combatirlos es con el uso de ametralladoras o fusiles de repetición"





FAMILIA DE CALDERONES EN EL MAR DE ALBORÁN



Ametralladoras o fusiles de repetición para luchar contra los calderones. Quién haya visto o tenido contacto con una familia de calderones de los que habitan en nuestro mar de Alborán no se puede imaginar disparando contra estos magníficos especímenes que dan sobradas muestras de ser algo más que simples animales.




DELFÍN EN EL MAR DE ALBORÁN. FOTO DE JULIO MARTINEZ

Comentarios

Entradas populares de este blog

EL HUNDIMIENTO DEL JUAN DE JUANES.

En marzo de 1922, las fuerzas rifeñas iniciaron una ofensiva artillera contra los peñones de Alhucemas y Vélez de la Gomera. Los cañones utilizados eran de los capturados al ejercito español durante la retirada de Annual en julio y agosto del año anterior. Una de las víctimas de esta artillería fue el vapor correo de  Trasmediterranea Juan de Juanes.


EMBARCADERO DE ALHUCEMAS

El Juan de Juanes fue construido en 1891 y matriculado en Valencia en 1916, quedando incluido en la flota de la naciente naviera Trasmediterranea. Sus dimensiones eran 62 metros de manga, 9,20 de manga y 4,30 de puntal para 1300 TRB.
Desde agosto del año anterior estuvo destinado al servicio de los llamados presidios menores y Cabo de Agua, aunque hizo algún viaje especial para traer a territorio nacional  a  civiles españoles que habían buscado refugio en la zona francesa de Marruecos huyendo de las consecuencias del Desastre de Annual.  El día 18 de marzo llegó a primeras horas del día a Alhucemas pero dada la t…

NUEVOS DATOS SOBRE SANTA CRUZ DE LA MAR PEQUEÑA: LA ADELANTADA A MELILLA EN ÁFRICA.

El domingo 20 de febrero de 2000 en el diario El Faro de Melilla vio la luz por primera vez un trabajo mio sobre historia. Trataba sobre la torre de Santa Cruz de la Mar Pequeña, primer asentamiento español en África, de ahí que lo titulara: "Santa Cruz de la Mar Pequeña: la Adelantada a Melilla en África" ,ya que se tenía a nuestra ciudad como primer asentamiento español en este continente.

Sobre este tema ha aparecido en el número 335 de la "Revista de Arqueología" correspondiente al mes de noviembre de este año 2010, un artículo de Luis Blanco Vázquez titulado: " LA TORRE ATLÁNTICO-SAHARIANA DE SANTA CRUZ DE LA MAR PEQUEÑA (SIGLOS XV - XIV), en el que se aportan datos que para mi eran desconocidos sobre la estructura de la torre y su actual conservación.


Escribía en el año 2000 que la fundación de Santa Cruz era un episodio más de la pugna entre portugueses y castellanos por hacerse con el comercio del oro de Guinea. Este comercio se llevaba a cabo a través d…

EL PRIMER VIAJE DEL ANTONIO LAZARO Y EL VICENTE PUCHOL.

Los buques correo Antonio Lázaro y Vicente Puchol  fueron compañeros de fatigas de los primeros años de vida de nuestra antigua estación marítima que ahora nos quieren derribar. La entrada en servicio de estos buques en las líneas marítimas que unen Melilla con Málaga y Almería marcó un antes y un después del transporte marítimo de nuestra ciudad en unos años en que el puerto de Melilla empezó a figurar entre los primeros de España en cuanto al tráfico de pasajeros.
EL TELEGRAMA DE MELILLA DEL 4 DE SEPTIEMBRE DE 1968
El Antonio Lázaro fue diseñado como buque mixto de carga y pasaje y construido en los astilleros de la Unión Naval de Levante. Su botadura se realizó el 13 de enero de 1968 y se pensaba que sería el primero de una serie de cuatro buques que no llegó a llevarse a cabo. Su eslora era de 106,43 metros, manga de 16,3 metros, puntal de 7,19 metros. Calado máximo de 5 metros. Desplazamiento de 4729 toneladas y peso muerto de 1881 toneladas. Disponía de espacios de carga a proa …