Ir al contenido principal

EL PRIMER VIAJE DEL ANTONIO LAZARO Y EL VICENTE PUCHOL.

Los buques correo Antonio Lázaro y Vicente Puchol  fueron compañeros de fatigas de los primeros años de vida de nuestra antigua estación marítima que ahora nos quieren derribar. La entrada en servicio de estos buques en las líneas marítimas que unen Melilla con Málaga y Almería marcó un antes y un después del transporte marítimo de nuestra ciudad en unos años en que el puerto de Melilla empezó a figurar entre los primeros de España en cuanto al tráfico de pasajeros.

EL TELEGRAMA DE MELILLA DEL 4 DE SEPTIEMBRE DE 1968

El Antonio Lázaro fue diseñado como buque mixto de carga y pasaje y construido en los astilleros de la Unión Naval de Levante. Su botadura se realizó el 13 de enero de 1968 y se pensaba que sería el primero de una serie de cuatro buques que no llegó a llevarse a cabo. Su eslora era de 106,43 metros, manga de 16,3 metros, puntal de 7,19 metros. Calado máximo de 5 metros. Desplazamiento de 4729 toneladas y peso muerto de 1881 toneladas. Disponía de espacios de carga a proa con una bodega para carga general de 450 metros cúbicos de capacidad y un entrepuente refrigerado de 250 metros cúbicos de capacidad. Aquí se cargaba el marisco y el pescado que se enviaba a Málaga. Su planta propulsora eran dos motores Burmeister marinos acoplados con una potencia de 6240 HP para desarrollar una velocidad máxima de 17 nudos. Su capacidad de pasaje era de 600 plazas entre camarotes y butacas. Automóviles podía cargar 60 pero no disponía de rampa a popa sino de una porta lateral donde se colocaban unas planchas para el paso de los vehículos. Su tripulación era de 21 tripulantes de cubierta, 28 de máquinas y 25 de fonda para atender el pasaje. 
Realizó las pruebas oficiales de navegación el 4 de agosto de 1968 y  varios días después partió hacia Málaga desde donde iniciaría el viaje inaugural a Melilla. El 3 de septiembre de 1968  a los 23:00 horas zarpó del puerto malagueño para iniciar sus servicios con nuestra ciudad. En esta singladura viajaban autoridades y representantes de mundo turístico y periodístico tanto de Madrid como de Málaga encabezados por el almirante Leopoldo Boado que era el subsecretario de Marina Mercante. 
A su llegada a Melilla, el Antonio Lázaro, que iba engalanado con banderas, fue recibido por las embarcaciones pesqueras y de recreo que junto con los mercantes atracados en el puerto hicieron sonar sus sirenas y dispararon cohetes. Una vez atracado subieron las autoridades melillenses que agasajaron a los visitantes. La Cofradía de Pescadores aprovechó la ocasión para nombrar Patrón Mayor honorario de la misma al almirante Boado.



EL ANTONIO LÁZARO ATRACADO EN LA ANTIGUA ESTACIÓN MARÍTIMA.

El Vicente Puchol, de las mismas características que el Lázaro, fue botado el 27 de abril de 1968 y realizó las pruebas oficiales de navegación el 8 de enero de 1969, partiendo hacia Almería desde donde zarpó para Melilla en su viaje inaugural  el 12 de enero de 1969. Esta línea marítima era hasta la fecha semanal y se pensaba hacer diaria con la llegada del Vicente Puchol, lo que generó grandes expectativas en Almería ya que el tráfico de pasajeros con el Norte de África estaba cobrando gran auge en estos años con el aumento de la emigración de marroquíes y argelinos a Europa. En este viaje también participó el almirante Boado, al que el Ayuntamiento de Melilla le concedió la Medalla de Oro de la ciudad que se le impuso a la llegada del Puchol a puerto.
La entrada en servicio de estos buques y el aumento de los enlaces con Almería, propiciaron un despegue del tráfico de pasajeros por el puerto melillense que pasó de 216.229 pasajeros en 1968 a los 257.210 pasajeros de 1969 y a los 294.449 pasajeros de 1970 cifras a las que habría que añadir la de los 22651 automóviles que pasaron por el puerto en ese año de 1970.
 Podemos ver que al  mejorar las condiciones de los buques que realizaban el servicio de transporte marítimo mejoran los resultados del mismo. Esperemos que con el nuevo contrato que regule estos servicios también mejoren las comunicaciones marítimas de Melilla.

Comentarios

Entradas populares de este blog

EL HUNDIMIENTO DEL JUAN DE JUANES.

En marzo de 1922, las fuerzas rifeñas iniciaron una ofensiva artillera contra los peñones de Alhucemas y Vélez de la Gomera. Los cañones utilizados eran de los capturados al ejercito español durante la retirada de Annual en julio y agosto del año anterior. Una de las víctimas de esta artillería fue el vapor correo de  Trasmediterranea Juan de Juanes.


EMBARCADERO DE ALHUCEMAS

El Juan de Juanes fue construido en 1891 y matriculado en Valencia en 1916, quedando incluido en la flota de la naciente naviera Trasmediterranea. Sus dimensiones eran 62 metros de manga, 9,20 de manga y 4,30 de puntal para 1300 TRB.
Desde agosto del año anterior estuvo destinado al servicio de los llamados presidios menores y Cabo de Agua, aunque hizo algún viaje especial para traer a territorio nacional  a  civiles españoles que habían buscado refugio en la zona francesa de Marruecos huyendo de las consecuencias del Desastre de Annual.  El día 18 de marzo llegó a primeras horas del día a Alhucemas pero dada la t…

NUEVOS DATOS SOBRE SANTA CRUZ DE LA MAR PEQUEÑA: LA ADELANTADA A MELILLA EN ÁFRICA.

El domingo 20 de febrero de 2000 en el diario El Faro de Melilla vio la luz por primera vez un trabajo mio sobre historia. Trataba sobre la torre de Santa Cruz de la Mar Pequeña, primer asentamiento español en África, de ahí que lo titulara: "Santa Cruz de la Mar Pequeña: la Adelantada a Melilla en África" ,ya que se tenía a nuestra ciudad como primer asentamiento español en este continente.

Sobre este tema ha aparecido en el número 335 de la "Revista de Arqueología" correspondiente al mes de noviembre de este año 2010, un artículo de Luis Blanco Vázquez titulado: " LA TORRE ATLÁNTICO-SAHARIANA DE SANTA CRUZ DE LA MAR PEQUEÑA (SIGLOS XV - XIV), en el que se aportan datos que para mi eran desconocidos sobre la estructura de la torre y su actual conservación.


Escribía en el año 2000 que la fundación de Santa Cruz era un episodio más de la pugna entre portugueses y castellanos por hacerse con el comercio del oro de Guinea. Este comercio se llevaba a cabo a través d…