Ir al contenido principal

LA TOMA DEL CASTILLO DEL MUYAHEDIN

El desembarco de Alhucemas de 1925 no fue la primera operación anfibia realizada por los españoles en esas aguas. En 1687 una fuerza de desembarco llegó a las playas de dicha bahía  con la misión de tomar y destruir un puesto fortificado o pequeño castillo desde donde los rifeños  hostigaban a la isla de Alhucemas que desde 1673 estaba en poder de España.
De este episodio encontramos referencias  la obra de Juan Antonio de Estrada, Población General de España y Presidios de África, pero también  encontramos una relación de los hechos en el Portal de Archivos Españoles en la Red  donde se puede consultar la Relación de  los servicios del Sargento Mayor don Gerónimo Torrijos y Zapata, que fue gobernador del presidio de Alhucemas y como tal tomó parte en aquella operación. 



POSIBLES RESTOS DEL CASTILLO DEL MUYAHEDIN. AL FONDO PUEDE ENTREVERSE LA ISLA DE ALHUCEMAS


La situación de este puesto fortificado debe coincidir con los restos de una casamata o torre que se conservaban en la zona del Club Med de Alhucemas. Gabriel Delbrel en su geografía del Rif publicada en 1911 nos habla de la Yema-El-Muyahedin que sitúa  frente al presidio español sobre unos restos de origen Almohade  y a su alrededor se podían ver  viejos cañones sin cureña y medio sepultados en arena. Miguel Quevedo en su  libro sobre su estancia en Villa Sanjurjo a finales de los años veinte  sitúa el Castillo del Muyahedin frente a la isla y a unos mil metros de distancia. Nos da también una descripción del mismo  que en esos años estaba casi cubierto de arena y que constaba de una línea defensiva exterior que abarcaría unos quinientos metros cuadrados y unas edificaciones interiores que denomina el "castillete en sí" dividida en tres estancias de unos veinte metros cuadrados con dos metros de altura, algo más de anchura y techos planos.   
El gobernador Torrijos sitúa el castillo fronterizo a tiro de mosquete de la isla y las razones que da para su toma y destrucción eran que  desde allí los rifeños sojuzgaban y embarazaban todas las operaciones de los Cristianos y desde donde  lo cañoneaban con artillería y estorbaban con su guarnición las faenas.


PLANO DE LA BAHÍA DE ALHUCEMAS FECHADO EN 1671, DOS AÑOS ANTES DE LA OCUPACIÓN DE LA ISLA POR ESPAÑA Y EN EL QUE SE PUEDE VER EL CASTILLO FRENTE A LA ISLA.



La ocasión para destruir aquel castillo vino dada por la arribada a  Alhucemas de dos galeras al mando de Fernando de Silva, Marqués de Alconchel, Quatralbo de las Galeras de España. Hemos encontrado referencias sobre una patrulla que Silva estaba organizando en marzo de 1687 con las galeras Nuestra Señora de la Almudena y Santa Ana desde el puerto de Cartagena. Puede ser que estas fueran las galeras que participaron en la toma del Castillo del Muyahedin. 



El día 10 de junio de 1687 se fijó como fecha del asalto en el que participarían la infantería embarcada en las galeras, unos ochenta hombres entre ambas naves, y soldados de la guarnición del Presidio. El mando lo ejercerían el Marqués de Alconchel y el Gobernador Torrijos, que en su relación de servicios escribe: al amanecer saltaron en tierra dicho Marqués y el Governador con una y otra gente y sitiaron dicho Castillo de los Moros y le atacaron con diferentes minas que le desmantelaron y demolieron.
Consiguieron capturar a catorce defensores que sobrevivieron al asalto. No se mencionan bajas españolas.




POSIBLES RESTOS DEL CASTILLO DEL MUYAHEDIN


La toma del Castillo del Muyahedin, pese a considerarse una gran victoria, no significó el cese de las agresiones a la isla de Alhucemas que no acabaron hasta que tras del desembarco de septiembre de 1925 se pudo ocupar todo la costa vecina.




BALAS DE CAÑÓN ENCONTRADAS EN LOS ALREDEDORES DE LOS RESTOS DEL CASTILLO DEL MUYAHEDIN.

Comentarios

Entradas populares de este blog

EL VAPOR GANDÍA Y EL DESEMBARCO EN AFRAU. ENERO 1921.

La Marina Mercante española en general y, especialmente, Trasmediterránea desde que  asumió  las comunicaciones marítimas entre la Península y las ciudades españolas del Norte de África,  tuvo una importante participación en las Campañas de Marruecos  tanto transportando hombres,pertrechos y equipos desde la Península a Melilla o Ceuta, como formando parte de las fuerzas navales en los diferentes desembarcos en territorio marroquí que se realizaron durante estas campañas, desde el de la Restinga en 1908 al de Alhucemas en 1925.  En este artículo, nos ocuparemos de la participación del Gandía en el desembarco efectuado en la playa de Sidi el Hassain para ocupar punta Afrau y establecer allí una posición fortificada. El vapor Gandía era un pequeño buque de 50 metros de eslora y 6 manga construido en Inglaterra en 1869 como un yate de nombre de Hellen.  Tras pasar por diversas navieras y transformaciones, acabó comprado por Trasmediterránea en 1918 que lo rebautizó como Gandía y lo puso…

LA ODISEA DEL FALUCHO SAN JOSÉ: DE MÁLAGA A MELILLA PASANDO POR ORAN.

A mediados del siglo XIX, las comunicaciones marítimas entre Melilla y Málaga se mantenían mediante los faluchos correos. Los faluchos eran un tipo de embarcación típicamente mediterránea de porte mediano y que arbolaban un mastil central con vela latina, una mesana latina y bauprés para aparejar un foque.

Según cronicas de la época, estos faluchos solían estar a la carga en Málaga y aprovechaban los vientos de poniente para hacer su viaje a Melilla. Esta espera de vientos favorables no permitía mantener un servicio regular entre ambos puertos, pero los patrones y marineros que tripulaban estos buques no dudaban en aprovechar la más mínima oportunidad para cumplir con el servicio asignado, aunque a veces el tiempo les gastara tan malas pasadas como la ocurrida al falucho San Jose en marzo de 1853.

En el diario La Esperanza del 22 de abril de 1853 se publicó una carta fechada en Melilla el 11 de abril en la que se relataba esta verdadera odisea sufrida enmedio de un fuerte temporal de p…

EL PRIMER VIAJE DEL ANTONIO LAZARO Y EL VICENTE PUCHOL.

Los buques correo Antonio Lázaro y Vicente Puchol  fueron compañeros de fatigas de los primeros años de vida de nuestra antigua estación marítima que ahora nos quieren derribar. La entrada en servicio de estos buques en las líneas marítimas que unen Melilla con Málaga y Almería marcó un antes y un después del transporte marítimo de nuestra ciudad en unos años en que el puerto de Melilla empezó a figurar entre los primeros de España en cuanto al tráfico de pasajeros.
EL TELEGRAMA DE MELILLA DEL 4 DE SEPTIEMBRE DE 1968
El Antonio Lázaro fue diseñado como buque mixto de carga y pasaje y construido en los astilleros de la Unión Naval de Levante. Su botadura se realizó el 13 de enero de 1968 y se pensaba que sería el primero de una serie de cuatro buques que no llegó a llevarse a cabo. Su eslora era de 106,43 metros, manga de 16,3 metros, puntal de 7,19 metros. Calado máximo de 5 metros. Desplazamiento de 4729 toneladas y peso muerto de 1881 toneladas. Disponía de espacios de carga a proa …