Ir al contenido principal

LA VISITA DE UNA ESCUADRA RUSA A CHAFARINAS EN 1905.


El martes 7 de marzo de 1905 El Telegrama del Rif  publicó la noticia de que el domingo 5 a primeras horas de la mañana  una escuadra rusa compuesta por cinco buques de guerra, tres transportes y cinco carboneros había fondeado en Chafarinas para realizar reparaciones en las máquinas de alguno de los buques que la componían. Tras realizar estas reparaciones los buques rusos abandonaron las islas el lunes por la noche con rumbo a levante, pero, ¿qué hacía una escuadra rusa navegando por estas aguas?.
Todo este asunto está relacionado con la guerra que sostenían Rusia y Japón por el control de Corea. Los japoneses  habían infligido graves daños a la flota rusa del Pacífico y el gobierno decidió enviarles refuerzos. El 2 de octubre de 1904 partió  de las bases rusas del mar Báltico un grupo de combate denominado Segundo Escuadrón del Pacífico al mando del almirante Zinovi Petrovich Rozhestvenski con los más modernos acorazados rusos como el Borodino, Principe Suvorov o el Alejandro III  junto con cruceros y buques auxiliares. Esta escuadra navegaría bordeando África con destino al teatro de operaciones en extremo oriente.


EL NICOLAS I, UNO DE LOS BUQUES RUSOS QUE RECALARON EN CHAFARINAS



Con la intención de reforzar esta escuadra, se formó a principios de 1905 el llamado Tercer Escuadrón del Pacífico al mando del almirante Nicolai Ivanovich Nebogatov y que estaba formado por buques ya algo anticuados como  los acorados: Nicolás I, Ushakov, Seniavin y Apraxim y el crucero Vladimir Monomaj junto con ocho buques mercantes que transportaban provisiones, pertrechos y carbón. Este escuadrón partió de las bases del Báltico el 2 de febrero y tenían ordenes de segur la ruta del canal de Suez para reunirse en el océano Indico con el Segundo Escuadrón del Pacífico. Estos fueron los buques rusos que recalaron en Chafarinas.


EL ALMIRANTE ROZHESTVENSKI



Tras la escala de Chafarinas la escuadra de Nebogatov puso rumbo a Creta fondeando en la bahía de Soudha varios días en espera de órdenes del gobierno ruso. Los tripulantes fueron autorizados a bajar a tierra donde organizaron monumentales juergas, borracheras y trifulcas hasta que partieron rumbo a Suez.



EL ALEJANDRO III, UNO DE LOS BUQUES MÁS MODERNOS Y POTENTES DE LOS RUSOS




El encuentro entre el grueso de las fuerzas navales rusas destacadas al Pacífico y el Tercer Escuadrón se produjo en las costas de la Indochina francesa el 26 de abril de 1905. El mando supremos de estas fuerzas lo tenía Rozhestvenski y Nobogatov quedó a sus órdenes como comandante de la denominada Tercera Unidad Acorazada formada por el Nicolás I, Apraxin, Seniavin y Ushkov. El  Vladimir Monomaj quedó encuadrado en la llamada Primera Unidad de Cruceros. El 1 de mayo la flota rusa del Pacífico zarpó de Indochina rumbo al Estrecho de Corea por donde pensaban forzar el paso hasta el puerto ruso de Vladivostok.



ZONA DONDE SE DESARROLLÓ LA BATALLA ENTRE LAS FLOTAS JAPONESA Y RUSA.




El encuentro con la flota japonesa se produjo en las cercanías de la isla de Tsushima el 14 de mayo de 1905. El combate consiguiente se desarrolló durante los días 14 y 15 con un  resultado catastrófico para los rusos que perdieron prácticamente todos los buques de su flota. El destino de los buques que recalaron en Chafarinas fue el siguiente: el crucero Vladimir Monomaj sufrió graves daños en el combate del día 14 y fue abandonado por sus tripulantes tras abrir los grifos de fondo para que su hundiera. Los acorazados de la Tercera Unidad no sufrieron muchos daños el día 14 y el almirante Nebogatov aprovechó la noche para intentar seguir rumbo a Vladivostok pero fue localizado  y rodeado por los japoneses en la mañana del 15. Nebogatov ordenó a sus buques rendirse, orden que fue seguida por el Nicolás I, Apraxin y el Seniavin pero el Ushakov decidió plantar cara a los japoneses e intentar abrirse paso combatiendo pero fue hundido a cañonazos por los acorazados enemigos con grandes bajas en su tripulación.
 A consecuencia de su actuación en la batalla de Tsushima, el almirante Nebogatov fue expulsado de la Armada y condenado a 10 años de prisión, aunque no pasó muchos años en la cárcel. Es de suponer que en la mañana del 5 de marzo de 1905, cuando dio orden de fondear en  Chafarinas, Nebogatov no podía pensar que su viaje iba a tener un final tan desdichado.





EL HUNDIMIENTO DEL VLADIMIR MONOMAJ




EL CRUCERO AURORA

El crucero Aurora, el buque que con el disparo de uno de sus cañones marcaría el inicio de la revolución bolchevique de octubre de 1917,  participó en la batalla de Tsushima encuadrado en la Primera Unidad de Cruceros junto con el Vladimir Monomaj. El Aurora pudo escapar de los japoneses y  junto con otras unidades rusas lograron llegar a Manila, donde quedaron internados hasta el final de la guerra.




EL CRUCERO AURORA.

Comentarios

Entradas populares de este blog

EL VAPOR GANDÍA Y EL DESEMBARCO EN AFRAU. ENERO 1921.

La Marina Mercante española en general y, especialmente, Trasmediterránea desde que  asumió  las comunicaciones marítimas entre la Península y las ciudades españolas del Norte de África,  tuvo una importante participación en las Campañas de Marruecos  tanto transportando hombres,pertrechos y equipos desde la Península a Melilla o Ceuta, como formando parte de las fuerzas navales en los diferentes desembarcos en territorio marroquí que se realizaron durante estas campañas, desde el de la Restinga en 1908 al de Alhucemas en 1925.  En este artículo, nos ocuparemos de la participación del Gandía en el desembarco efectuado en la playa de Sidi el Hassain para ocupar punta Afrau y establecer allí una posición fortificada. El vapor Gandía era un pequeño buque de 50 metros de eslora y 6 manga construido en Inglaterra en 1869 como un yate de nombre de Hellen.  Tras pasar por diversas navieras y transformaciones, acabó comprado por Trasmediterránea en 1918 que lo rebautizó como Gandía y lo puso…

LA ODISEA DEL FALUCHO SAN JOSÉ: DE MÁLAGA A MELILLA PASANDO POR ORAN.

A mediados del siglo XIX, las comunicaciones marítimas entre Melilla y Málaga se mantenían mediante los faluchos correos. Los faluchos eran un tipo de embarcación típicamente mediterránea de porte mediano y que arbolaban un mastil central con vela latina, una mesana latina y bauprés para aparejar un foque.

Según cronicas de la época, estos faluchos solían estar a la carga en Málaga y aprovechaban los vientos de poniente para hacer su viaje a Melilla. Esta espera de vientos favorables no permitía mantener un servicio regular entre ambos puertos, pero los patrones y marineros que tripulaban estos buques no dudaban en aprovechar la más mínima oportunidad para cumplir con el servicio asignado, aunque a veces el tiempo les gastara tan malas pasadas como la ocurrida al falucho San Jose en marzo de 1853.

En el diario La Esperanza del 22 de abril de 1853 se publicó una carta fechada en Melilla el 11 de abril en la que se relataba esta verdadera odisea sufrida enmedio de un fuerte temporal de p…

EL PRIMER VIAJE DEL ANTONIO LAZARO Y EL VICENTE PUCHOL.

Los buques correo Antonio Lázaro y Vicente Puchol  fueron compañeros de fatigas de los primeros años de vida de nuestra antigua estación marítima que ahora nos quieren derribar. La entrada en servicio de estos buques en las líneas marítimas que unen Melilla con Málaga y Almería marcó un antes y un después del transporte marítimo de nuestra ciudad en unos años en que el puerto de Melilla empezó a figurar entre los primeros de España en cuanto al tráfico de pasajeros.
EL TELEGRAMA DE MELILLA DEL 4 DE SEPTIEMBRE DE 1968
El Antonio Lázaro fue diseñado como buque mixto de carga y pasaje y construido en los astilleros de la Unión Naval de Levante. Su botadura se realizó el 13 de enero de 1968 y se pensaba que sería el primero de una serie de cuatro buques que no llegó a llevarse a cabo. Su eslora era de 106,43 metros, manga de 16,3 metros, puntal de 7,19 metros. Calado máximo de 5 metros. Desplazamiento de 4729 toneladas y peso muerto de 1881 toneladas. Disponía de espacios de carga a proa …