Ir al contenido principal

LA PESCA DE ESPONJAS EN LAS COSTAS NORTEAFRICANAS.




Cuando a primeros del siglo XX España volvió sus ojos hacia el Norte de África como zona de expansión política y económica, surgieron numerosas ideas de negocios a  desarrollar en dichas tierras y mares. Uno de ellos fue la explotación de las pesquerías de esponjas.
En septiembre de 1902, José Dominguez y Juan Remis consiguieron del gobierno la autorización para explorar y explotar durante tres años los criaderos de esponjas que existieran en las aguas jurisdiccionales de Ceuta, Melilla, Chafarinas, Alhucemas y Peñón de Vélez.
En 1903 se crea una empresa llamada Sociedad Hispano Africana que es la encargada de poner en marcha este proyecto de explotación de los bancos de esponjas norteafricanos donde abundaban la spongia gelina y spongia comunis.





 Esta empresa operó durante el verano de 1903 en nuestras aguas con cuatro  embarcaciones  del tipo caique,  tipo usado tradicionalmente en Grecia para este tipo de pesca, de ahí que gran parte de las tripulaciones y todos los buzos fueran griegos de la isla de Kalminos, famosa por sus pesquerías de esponjas. También disponían de dos barcos que se dedicaban a almacenar las esponjas, darles un primer tratamiento de conservación y transportarlas a la Península.
Los caiques  embarcaban una tripulación de unos veinte hombres entre marineros y buzos. Iban provistos de una bomba de aire que alimentaba la escafandra del buzo o buzos sumergidos, siendo el patrón de la embarcación y un marinero los encargados de ir vigilando el suministro de aire y el cabo de seguridad al que iba atado el buzo. Como este debía ir desplazándose por el fondo, la embarcación tenía que seguirlo a fuerza de remos. El buzo iba depositando las esponjas en una red que a una indicación suya era izada a bordo. Estos hombres pasaban hasta seis horas sumergidos utilizando unos equipos bastantes rudimentarios y acababan sufriendo accidentes y enfermedades producidas por los cambios de presiones a los que se veían sometidos.





La flotilla de la empresa de pesca de esponjas utilizaba la rada de Melilla como punto de apoyo y aprovisionamiento y dado la poca protección que esta ofrece al levante, el 27 de agosto de 1903 un barco de los dedicados al almacenamiento de esponjas y un caique se vieron sorprendidos por un temporal estando fondeados en nuestra rada. El barco se vió obligado a levar y salir a alta mar a capear el levante mientras que el caique pudo buscar resguardo en el pequeño malecón que servía de embarcadero en aquellos años.
Acabado el verano, se suspendieron los trabajos y los caiques abandonaron nuestras aguas.
En febrero de 1904 se declararon de libre explotación los criaderos de esponjas que pudieran existir en las costas de la Península, islas Baleares y posesiones de África pero no fue una modalidad de explotación marina que tuviera mucho recorrido en nuestro país.

Comentarios

Entradas populares de este blog

EL HUNDIMIENTO DEL JUAN DE JUANES.

En marzo de 1922, las fuerzas rifeñas iniciaron una ofensiva artillera contra los peñones de Alhucemas y Vélez de la Gomera. Los cañones utilizados eran de los capturados al ejercito español durante la retirada de Annual en julio y agosto del año anterior. Una de las víctimas de esta artillería fue el vapor correo de  Trasmediterranea Juan de Juanes.


EMBARCADERO DE ALHUCEMAS

El Juan de Juanes fue construido en 1891 y matriculado en Valencia en 1916, quedando incluido en la flota de la naciente naviera Trasmediterranea. Sus dimensiones eran 62 metros de manga, 9,20 de manga y 4,30 de puntal para 1300 TRB.
Desde agosto del año anterior estuvo destinado al servicio de los llamados presidios menores y Cabo de Agua, aunque hizo algún viaje especial para traer a territorio nacional  a  civiles españoles que habían buscado refugio en la zona francesa de Marruecos huyendo de las consecuencias del Desastre de Annual.  El día 18 de marzo llegó a primeras horas del día a Alhucemas pero dada la t…

NUEVOS DATOS SOBRE SANTA CRUZ DE LA MAR PEQUEÑA: LA ADELANTADA A MELILLA EN ÁFRICA.

El domingo 20 de febrero de 2000 en el diario El Faro de Melilla vio la luz por primera vez un trabajo mio sobre historia. Trataba sobre la torre de Santa Cruz de la Mar Pequeña, primer asentamiento español en África, de ahí que lo titulara: "Santa Cruz de la Mar Pequeña: la Adelantada a Melilla en África" ,ya que se tenía a nuestra ciudad como primer asentamiento español en este continente.

Sobre este tema ha aparecido en el número 335 de la "Revista de Arqueología" correspondiente al mes de noviembre de este año 2010, un artículo de Luis Blanco Vázquez titulado: " LA TORRE ATLÁNTICO-SAHARIANA DE SANTA CRUZ DE LA MAR PEQUEÑA (SIGLOS XV - XIV), en el que se aportan datos que para mi eran desconocidos sobre la estructura de la torre y su actual conservación.


Escribía en el año 2000 que la fundación de Santa Cruz era un episodio más de la pugna entre portugueses y castellanos por hacerse con el comercio del oro de Guinea. Este comercio se llevaba a cabo a través d…

EL PRIMER VIAJE DEL ANTONIO LAZARO Y EL VICENTE PUCHOL.

Los buques correo Antonio Lázaro y Vicente Puchol  fueron compañeros de fatigas de los primeros años de vida de nuestra antigua estación marítima que ahora nos quieren derribar. La entrada en servicio de estos buques en las líneas marítimas que unen Melilla con Málaga y Almería marcó un antes y un después del transporte marítimo de nuestra ciudad en unos años en que el puerto de Melilla empezó a figurar entre los primeros de España en cuanto al tráfico de pasajeros.
EL TELEGRAMA DE MELILLA DEL 4 DE SEPTIEMBRE DE 1968
El Antonio Lázaro fue diseñado como buque mixto de carga y pasaje y construido en los astilleros de la Unión Naval de Levante. Su botadura se realizó el 13 de enero de 1968 y se pensaba que sería el primero de una serie de cuatro buques que no llegó a llevarse a cabo. Su eslora era de 106,43 metros, manga de 16,3 metros, puntal de 7,19 metros. Calado máximo de 5 metros. Desplazamiento de 4729 toneladas y peso muerto de 1881 toneladas. Disponía de espacios de carga a proa …