Ir al contenido principal

LA FACTORÍA FRANCESA DE LA MAR CHICA.


A finales del año de 1905, se estableció en la zona conocida como la Restinga, en el brazo de tierra que separa la Mar Chica del Mediterráneo, una factoría  gestionada por unos comerciantes franceses con la intención de abrir una vía  comercial con el territorio marroquí dominado por las tropas del Roghi, un rebelde  que pretendía ocupar al trono alauita.   Esta factoría atacaba directamente a los intereses comerciales melillenses ya que introducía mercancías que antes sólo se podían adquirir en Melilla. Junto a las mercancías de lícito comercio, esta factoría también se convirtió en un punto de entrada de armas y suministros militares para las fuerzas del Roghi, por lo que el gobierno marroquí también la consideró una amenaza que había que liquidar. Como  impulsor de esta iniciativa  aparecía Louis Jean Say, promotor de la colonización de la desembocadura del río Kiss, en la frontera entre Argelia y Marruecos, donde fundó Port Say.  El valedor ante el Roghi de esta empresa era el aventurero francés Gabriel Delbrel que actuaba como el principal asesor del estado mayor del pretendiente al trono alauita.  


SITUACIÓN DE LA FACTORÍA DE LA RESTINGA Y LA ALCAZABA DE ZELUÁN, CUARTEL GENERAL DEL ROGHI.


La factoría en sí constaba de unos barracones de madera y varias tiendas de lona. Se empezaron los trabajos de instalación de la misma en diciembre de 1905 cuando el yate "Eider", de 11 toneladas de registro y comprado por Louis Say para servicio de la factoría, desembarcó los materiales y operarios que servirían para construir los barracones y un canal que debería unir la Mar Chica con el Mediterráneo para ser utilizado por barcas  y cárabos en el transporte de  mercancías desde los buques fondeados frente a la factoría hasta los zocos ribereños de la albufera.
La actividad de este puesto comercial se inicio a los pocos días de su instalación. El yate "Eider" junto a un pequeño vapor llamado "Zenith" era los encargados del abastecimiento de mercancías desde la Argelia francesa. Como la Restinga no era un punto habilitado para el comercio con Marruecos, los dos buques salían despachados para Melilla y al llegar a la altura de la factoría alijaban la carga destinada a la misma. Las mercancías de lícito comercio que más ofertaban eran azúcar y harina, pero lo que les iba a dar las grandes ganancias eran las armas y municiones. El primer gran alijo de armas se produjo a finales de enero de 1906. Un vapor de bandera sueca y nombre "Hellene" descargó dos cañones de tiro rápido con sus pertrechos y munición y varios centenares de fusiles mauser con miles de cartuchos. Este cargamento se negoció meses antes con unos contrabandistas de armas belgas.
Igualmente, los problemas de la factoría comenzaron rápidamente. A finales de enero,  un temporal de levante que arreció rápidamente sorprendió al "Eider" fondeado frente a la Restinga sin darle tiempo a reaccionar por lo que acabó perdiendo el ancla y embarrancando en la costa. El buque se perdió totalmente y varios de sus tripulantes fallecieron en el naufragio.




VISTA DE LA FACTORÍA DE LA RESTINGA.


La vida de la factoría francesa de la Restinga tuvo un recorrido corto. En enero de 1906 se inició la llamada Conferencia de Algeciras en la que se trató de la situación en Marruecos y de la que Francia y España salieron convertidos en garantes de diversos servicios estatales marroquíes como el banco central, el control de los puertos habilitados al comercio exterior y la lucha contra el contrabando. Dado que la factoría de la Restinga era un claro y flagrante caso de contrabando, Francia retiró su apoyo a los promotores de la factoría con lo que la acabaron abandonando, no sin antes protagonizar algunos incidentes que relataremos en otra entrada de este blog.

Comentarios

Entradas populares de este blog

EL VAPOR GANDÍA Y EL DESEMBARCO EN AFRAU. ENERO 1921.

La Marina Mercante española en general y, especialmente, Trasmediterránea desde que  asumió  las comunicaciones marítimas entre la Península y las ciudades españolas del Norte de África,  tuvo una importante participación en las Campañas de Marruecos  tanto transportando hombres,pertrechos y equipos desde la Península a Melilla o Ceuta, como formando parte de las fuerzas navales en los diferentes desembarcos en territorio marroquí que se realizaron durante estas campañas, desde el de la Restinga en 1908 al de Alhucemas en 1925.  En este artículo, nos ocuparemos de la participación del Gandía en el desembarco efectuado en la playa de Sidi el Hassain para ocupar punta Afrau y establecer allí una posición fortificada. El vapor Gandía era un pequeño buque de 50 metros de eslora y 6 manga construido en Inglaterra en 1869 como un yate de nombre de Hellen.  Tras pasar por diversas navieras y transformaciones, acabó comprado por Trasmediterránea en 1918 que lo rebautizó como Gandía y lo puso…

LA ODISEA DEL FALUCHO SAN JOSÉ: DE MÁLAGA A MELILLA PASANDO POR ORAN.

A mediados del siglo XIX, las comunicaciones marítimas entre Melilla y Málaga se mantenían mediante los faluchos correos. Los faluchos eran un tipo de embarcación típicamente mediterránea de porte mediano y que arbolaban un mastil central con vela latina, una mesana latina y bauprés para aparejar un foque.

Según cronicas de la época, estos faluchos solían estar a la carga en Málaga y aprovechaban los vientos de poniente para hacer su viaje a Melilla. Esta espera de vientos favorables no permitía mantener un servicio regular entre ambos puertos, pero los patrones y marineros que tripulaban estos buques no dudaban en aprovechar la más mínima oportunidad para cumplir con el servicio asignado, aunque a veces el tiempo les gastara tan malas pasadas como la ocurrida al falucho San Jose en marzo de 1853.

En el diario La Esperanza del 22 de abril de 1853 se publicó una carta fechada en Melilla el 11 de abril en la que se relataba esta verdadera odisea sufrida enmedio de un fuerte temporal de p…

EL PRIMER VIAJE DEL ANTONIO LAZARO Y EL VICENTE PUCHOL.

Los buques correo Antonio Lázaro y Vicente Puchol  fueron compañeros de fatigas de los primeros años de vida de nuestra antigua estación marítima que ahora nos quieren derribar. La entrada en servicio de estos buques en las líneas marítimas que unen Melilla con Málaga y Almería marcó un antes y un después del transporte marítimo de nuestra ciudad en unos años en que el puerto de Melilla empezó a figurar entre los primeros de España en cuanto al tráfico de pasajeros.
EL TELEGRAMA DE MELILLA DEL 4 DE SEPTIEMBRE DE 1968
El Antonio Lázaro fue diseñado como buque mixto de carga y pasaje y construido en los astilleros de la Unión Naval de Levante. Su botadura se realizó el 13 de enero de 1968 y se pensaba que sería el primero de una serie de cuatro buques que no llegó a llevarse a cabo. Su eslora era de 106,43 metros, manga de 16,3 metros, puntal de 7,19 metros. Calado máximo de 5 metros. Desplazamiento de 4729 toneladas y peso muerto de 1881 toneladas. Disponía de espacios de carga a proa …