Ir al contenido principal

EL CIUDAD DE MAHÓN Y LA OCUPACIÓN DE LA RESTINGA. 1908

El vapor correo Ciudad de Mahón  tuvo una participación fundamental en la ocupación de la Restinga, enclave en la costa norte marroquí que significó el inicio de la intervención española en dicho país. La Restinga está a algo más de diez millas náuticas   a Levante de Melilla en la lengua de tierra que forma la albufera de Mar Chica. En esta zona, unos comerciantes  franceses establecieron una pequeña factoría con la idea de aprovisionar a las fuerzas de El Roghi que llevaba varios años alzado contra el sultán marroquí. Cerrada la factoría, las tropas rebeldes establecieron un pequeño puesto atrincherado en los terrenos de la antigua factoría. Este puesto era el objetivo español.

El Ciudad de Mahón era un vapor correo mixto de carga y pasaje de 60 metros  de eslora y 910 TRB perteneciente a la naviera Compañía Mahonesa de Navegación. Estaba contratado por el Ministerio de la Guerra para hacer dos viajes semanales, cuando el tiempo lo permitía, entre Málaga y Melilla con salidas de Málaga los martes y jueves.En base al contrato que mantenía con el ejército, estaba obligado al transporte de tropas y materiales militares tanto en los viajes regulares entre Málaga y Melilla como en otros que pudieran surgir por causas extraordinarias.
 


CAMPAMENTO DE LA RESTINGA


El jueves 13 de febrero de 1908, se dieron órdenes desde la Comandancia General de Melilla para que el Ciudad de Mahón  que había vuelto de Chafarinas,  donde había recalado en busca de resguardo del Levante,  no partiera hacia Málaga como tenía previsto. Esa misma tarde se empezó a cargar material militar y provisiones en sus bodegas por los marineros de la Compañía de Mar. Siendo noche cerrada, las tropas seleccionadas para la ocupación de la Restinga empezaron a salir de sus cuarteles para concentrarse en le puerto y proceder a su embarque utilizando cuatro lanchones de la Compañía de Mar.
Estas fuerzas eran de la Brigada Disciplinaria, dos compañías del regimiento de África,una sección de ametralladoras, una sección de artillería con dos piezas de montaña, una sección de ingenieros con material de fortificación, una sección de administración militar con tiendas de alojamiento, almacén y horno de pan.
La Brigada Disciplinaria embarcó en el cañonero General Concha  que  daría escolta y cobertura artillera a la operación de desembarco.  El resto de la fuerza y todo el material iba en el Ciudad de Mahón.  Para el desembarco se utilizarían botes y lanchones de la Compañía de Mar, al mando de los tenientes Mazarello y Gallego, junto con los botes del  Ciudad de Mahón.
Sobre las cuatro de la madrugada se terminó el embarque de las tropas y  material, momento en que el general Marina y su Estado Mayor embarcaron en el General Concha. A las seis de la mañana se dio la orden de partir hacia el objetivo. 
La travesía se llevó a cabo con mar de levante que todavía no había remitido del todo. Sobre las siete y media de la mañana se inició el desembarco que se vio igualmente dificultado por viento y la mar.




BARQUEO DE TROPAS Y MATERIAL EN LA RADA DE MELILLA


Desde el General Concha partió un lanchón con soldados del Disciplinario y desde el Ciudad de Mahón partió otro con tropas de África e ingenieros. Los lanchones iban remolcados por botes. Algunos soldados de los que custodiaban el reducto abrieron fuego contra las embarcaciones españolas por lo que el cañonero General Concha  hizo uso de su artillería que acalló el fuego enemigo. La llegada a la playa de las tropas españolas se hizo ya casi sin oposición y las trincheras fueron ocupadas sin novedad.
Mientras tanto los lanchones volvían a los barcos para cargar más tropas y materiales. En el segundo viaje fueron embarcadas las piezas de artillería con sus servidores y munición y en el tercer viaje las tropas de administración militar y los materiales para levantar el campamento. En toda la operación, los botes del Ciudad de Mahón colaboraron con los de la Compañía de Mar. 


SITUACIÓN DE LA RESTINGA Y LA ALCAZABA DE ZELUÁN QUE ERA EL CUARTEL GENERAL DEL ROGHI


Una vez asegurada la posición y desembarcado el material que llevaba en sus bodegas, el Ciudad de Mahón partió hacia Melilla donde fondeó sobre las siete y media de la tarde. Una vez allí tocaba tomar carga y pasajeros para partir hacia Málaga y volver a sus viajes normales.
Del aprovisionamiento y relevos de la guarnición de la posición de la Restinga, se ocupó el vapor correo Sevilla que recalaba allí en sus viajes semanales desde Melilla a Chafarinas.

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

EL VAPOR GANDÍA Y EL DESEMBARCO EN AFRAU. ENERO 1921.

La Marina Mercante española en general y, especialmente, Trasmediterránea desde que  asumió  las comunicaciones marítimas entre la Península y las ciudades españolas del Norte de África,  tuvo una importante participación en las Campañas de Marruecos  tanto transportando hombres,pertrechos y equipos desde la Península a Melilla o Ceuta, como formando parte de las fuerzas navales en los diferentes desembarcos en territorio marroquí que se realizaron durante estas campañas, desde el de la Restinga en 1908 al de Alhucemas en 1925.  En este artículo, nos ocuparemos de la participación del Gandía en el desembarco efectuado en la playa de Sidi el Hassain para ocupar punta Afrau y establecer allí una posición fortificada. El vapor Gandía era un pequeño buque de 50 metros de eslora y 6 manga construido en Inglaterra en 1869 como un yate de nombre de Hellen.  Tras pasar por diversas navieras y transformaciones, acabó comprado por Trasmediterránea en 1918 que lo rebautizó como Gandía y lo puso…

LA ODISEA DEL FALUCHO SAN JOSÉ: DE MÁLAGA A MELILLA PASANDO POR ORAN.

A mediados del siglo XIX, las comunicaciones marítimas entre Melilla y Málaga se mantenían mediante los faluchos correos. Los faluchos eran un tipo de embarcación típicamente mediterránea de porte mediano y que arbolaban un mastil central con vela latina, una mesana latina y bauprés para aparejar un foque.

Según cronicas de la época, estos faluchos solían estar a la carga en Málaga y aprovechaban los vientos de poniente para hacer su viaje a Melilla. Esta espera de vientos favorables no permitía mantener un servicio regular entre ambos puertos, pero los patrones y marineros que tripulaban estos buques no dudaban en aprovechar la más mínima oportunidad para cumplir con el servicio asignado, aunque a veces el tiempo les gastara tan malas pasadas como la ocurrida al falucho San Jose en marzo de 1853.

En el diario La Esperanza del 22 de abril de 1853 se publicó una carta fechada en Melilla el 11 de abril en la que se relataba esta verdadera odisea sufrida enmedio de un fuerte temporal de p…

EL PRIMER VIAJE DEL ANTONIO LAZARO Y EL VICENTE PUCHOL.

Los buques correo Antonio Lázaro y Vicente Puchol  fueron compañeros de fatigas de los primeros años de vida de nuestra antigua estación marítima que ahora nos quieren derribar. La entrada en servicio de estos buques en las líneas marítimas que unen Melilla con Málaga y Almería marcó un antes y un después del transporte marítimo de nuestra ciudad en unos años en que el puerto de Melilla empezó a figurar entre los primeros de España en cuanto al tráfico de pasajeros.
EL TELEGRAMA DE MELILLA DEL 4 DE SEPTIEMBRE DE 1968
El Antonio Lázaro fue diseñado como buque mixto de carga y pasaje y construido en los astilleros de la Unión Naval de Levante. Su botadura se realizó el 13 de enero de 1968 y se pensaba que sería el primero de una serie de cuatro buques que no llegó a llevarse a cabo. Su eslora era de 106,43 metros, manga de 16,3 metros, puntal de 7,19 metros. Calado máximo de 5 metros. Desplazamiento de 4729 toneladas y peso muerto de 1881 toneladas. Disponía de espacios de carga a proa …