Ir al contenido principal

EL CABLE TELEGRÁFICO ALMERÍA-ALBORÁN-MELILLA. 1891.



Para remediar los problemas de incomunicación de Melilla, Chafarinas, Alhucemas y el Peñón de Vélez, el gobierno decidió en 1890 conectar estos puntos con la Península por medio del telégrafo. Para ello se planeó tender un cable que partiendo desde Almería y utilizando la isla de Alborán como punto de conexión, llegaría a Melilla desde donde se ramificaría para Chafarinas, Alhucemas y el Peñón de Vélez. Esta obra se presupuestó en 113.200 pesetas que se libraron al Ministerio de Gobernación, del que dependía el servicio de telégrafos, por real orden de 2 de agosto de 1890, aunque posteriormente hubo que ampliar el crédito en 50.000 pesetas más.
Los trabajos se contrataron con la empresa italiana Pirelli que utilizaría el vapor cablero Citta di Milano para el tendido del cable. Esta vapor tenía 80 metros de eslora, 10 metros de manga, 6 metros de puntal con un tonelaje bruto de 1247 toneladas. Aunque al servicio de la empresa Pirelli, el vapor pertenecía al gobierno italiano y estaba tripulado por personal de la Armada. Como auxiliar y escolta se utilizó al crucero Isla de Luzón de 56,4 metros de eslora y 9,10 de manga con un armamento principal de 4 cañones González Hontoria de 120 mm. En este crucero iba embarcada la comisión designada por el gobierno para supervisar los trabajos.



BUQUE CABLERO TELIRI OPERANDO EN AGUAS DE MELILLA



Antes de tender el cable desde Almería se colocaron unos ramales de empalme en Alborán y Melilla. El día 14 de febrero se fondeó frente a la playa del Zapillo, lugar donde se encontraba la caseta de conexiones en Almería, la boya de amarre del cable dirigido a Alborán y el 15 se fondeó en la isla las boyas de amarre de los ramales provenientes de Almería y Melilla. Este ramal dirigido hacia Melilla se conectaba con tierra en el pequeño puerto de la ciudad aledaño a la Puerta de la Marina  aunque algunos años años después se trasladó a la ensanada de los Galápagos. No fue hasta el 19 de febrero de 1891 cuando se comenzaron los trabajos de tender el cable hacia Alborán desde la playa del Zapillo. El cable tenía unos 10 centímetros de diámetro y estaba formado por siete hilos de cobre trenzados y recubiertos por varias capas de caucho, goma elástica, acero y alquitrán. Una vez afianzado el cable en tierra, sobre las tres de la tarde, el Citta de Milano empezó a navegar rumbo a Alborán. Para ir tendiendo el cable por el fondo de manera adecuada, el vapor no sobrepasaba los cuatro nudos de velocidad.
En la isla se había realizado obras para acondicionar una caseta de empalme y estación telegráfica. Tender el cable hasta Alborán se llevó a cabo según lo previsto pero a partir de ese momento los temporales que azotaron la zona obligaron a interrumpir los trabajos.




POPA DEL BUQUE CABLERO TELIRI



No fue hasta el 2 de marzo cuando se pudo enviar el primer telegrama desde Alborán. Estaba dirigido al Ministro de Marina y remitido por el comandante del Isla de Luzón. su texto decía: Amarrado cable Alborán Melilla. Continuamos empalme con chicote aboyado al NE de Tres Forcas. Mañana se emprenderá tendido cable Chafarinas Melilla, si tiempo continúa favoreciendo.
No fue así y el mal tiempo volvió a interrumpir los trabajos hasta que el día 9 de marzo a las nueve y cuarto de la mañana se pudo emitir el primer telegrama desde Melilla  remitido por la Comisión encargada de supervisar los trabajos y dirigido al Presidente del Consejo de Ministros cuyo texto rezaba:
La comisión encargada de los cables de África, tiene el honor de ofrecer a V.E. sus respetos. El tendido de los cables de aquí a Alborán y Almería esta terminada aunque faltan todavía las pruebas eléctricas oficiales para ser recibidos de la casa constructora.



ISLA DE ALBORÁN



En Melilla quedó establecida una estación telegráfica atendida por un oficial de 1º de telégrafos, siendo el primero en ocupar este puesto Antonio Burgos. Como personal a su cargo se designaron a Ambrosio Elizari y Martín Iteiz que eran auxiliares de 1º, al auxiliar de 2º Salvador Bueno Jiménez, al celador Pedro Erdezain y al ordenanza Pedro Rodrigo. La estación atendía de 9 de la mañana a 7 de la tarde aunque el servicio estaba limitado al interior de España con las mismas tarifas que en el resto del país.
En Alborán el encargado de la estación telegráfica fue el oficial de 2º Lorenzo LLorens. En Chafarinas el también oficial de 2º Ramón Duerto, como lo eran los encargados de Alhucemas, Joaquín Hernánez, y Vélez, Pedro Girón.




ENSENADA DE LOS GALÁPAGOS EN MELILLA DONDE AL CABO DE LOS AÑOS SE INSTALÓ LA CASETA DE CONEXIÓN DEL CABLE TELEGRÁFICO. 



En los primeros meses tras la instalación del cable este no parece que funcionara muy bien siendo continuas las interrupciones del servicio, estado de cosas achacable en parte a la desidia oficial. Este desidia alcanzó hasta al abastecimiento de los telegrafistas y sus familias destacados en Alborán que junto con los torreros del faro y familia respectivas convivían en la isla en penosas circunstancias. En agosto de 1891 se produjo tal retraso en la llegada del vapor por los abastecimientos a Alborán  que los fareros y telegrafistas tuvieron que ponerse a media ración desde el día 9 hasta el 16 en que el vapor Numancia pudo recalar en la isla y abastecerla cuando se dejaban sentir ya los efectos de la falta de alimentos en la pequeña población de la isla.




FONDO DE LA ENSENADA DE LOS GALÁPAGOS

Comentarios

Entradas populares de este blog

EL VAPOR GANDÍA Y EL DESEMBARCO EN AFRAU. ENERO 1921.

La Marina Mercante española en general y, especialmente, Trasmediterránea desde que  asumió  las comunicaciones marítimas entre la Península y las ciudades españolas del Norte de África,  tuvo una importante participación en las Campañas de Marruecos  tanto transportando hombres,pertrechos y equipos desde la Península a Melilla o Ceuta, como formando parte de las fuerzas navales en los diferentes desembarcos en territorio marroquí que se realizaron durante estas campañas, desde el de la Restinga en 1908 al de Alhucemas en 1925.  En este artículo, nos ocuparemos de la participación del Gandía en el desembarco efectuado en la playa de Sidi el Hassain para ocupar punta Afrau y establecer allí una posición fortificada. El vapor Gandía era un pequeño buque de 50 metros de eslora y 6 manga construido en Inglaterra en 1869 como un yate de nombre de Hellen.  Tras pasar por diversas navieras y transformaciones, acabó comprado por Trasmediterránea en 1918 que lo rebautizó como Gandía y lo puso…

LA ODISEA DEL FALUCHO SAN JOSÉ: DE MÁLAGA A MELILLA PASANDO POR ORAN.

A mediados del siglo XIX, las comunicaciones marítimas entre Melilla y Málaga se mantenían mediante los faluchos correos. Los faluchos eran un tipo de embarcación típicamente mediterránea de porte mediano y que arbolaban un mastil central con vela latina, una mesana latina y bauprés para aparejar un foque.

Según cronicas de la época, estos faluchos solían estar a la carga en Málaga y aprovechaban los vientos de poniente para hacer su viaje a Melilla. Esta espera de vientos favorables no permitía mantener un servicio regular entre ambos puertos, pero los patrones y marineros que tripulaban estos buques no dudaban en aprovechar la más mínima oportunidad para cumplir con el servicio asignado, aunque a veces el tiempo les gastara tan malas pasadas como la ocurrida al falucho San Jose en marzo de 1853.

En el diario La Esperanza del 22 de abril de 1853 se publicó una carta fechada en Melilla el 11 de abril en la que se relataba esta verdadera odisea sufrida enmedio de un fuerte temporal de p…

EL PRIMER VIAJE DEL ANTONIO LAZARO Y EL VICENTE PUCHOL.

Los buques correo Antonio Lázaro y Vicente Puchol  fueron compañeros de fatigas de los primeros años de vida de nuestra antigua estación marítima que ahora nos quieren derribar. La entrada en servicio de estos buques en las líneas marítimas que unen Melilla con Málaga y Almería marcó un antes y un después del transporte marítimo de nuestra ciudad en unos años en que el puerto de Melilla empezó a figurar entre los primeros de España en cuanto al tráfico de pasajeros.
EL TELEGRAMA DE MELILLA DEL 4 DE SEPTIEMBRE DE 1968
El Antonio Lázaro fue diseñado como buque mixto de carga y pasaje y construido en los astilleros de la Unión Naval de Levante. Su botadura se realizó el 13 de enero de 1968 y se pensaba que sería el primero de una serie de cuatro buques que no llegó a llevarse a cabo. Su eslora era de 106,43 metros, manga de 16,3 metros, puntal de 7,19 metros. Calado máximo de 5 metros. Desplazamiento de 4729 toneladas y peso muerto de 1881 toneladas. Disponía de espacios de carga a proa …