Ir al contenido principal

CORSARIOS INGLESES EN EL MAR DE ALBORÁN


La firma del Tratado de San Ildefonso con la República Francesa en 1796, llevó a España a la guerra contra Inglaterra. Esta guerra  duró hasta 1808 en dos periodos: desde 1796 a 1801 y desde 1804 a 1808. Fue una guerra catastrófica para España que sufrió grandes derrotas navales como San Vicente y Trafalgar que significaron el fin de la potencia marítima española.
Junto a estas grandes batallas navales, esta guerra tuvo una componente de menor intensidad protagonizada por buques corsarios que atacaron las lineas marítimas mercantes de las potencias beligerantes. Desde sus bases de Gibraltar y Menorca, que volvió a ser ocupada por los ingleses de 1798 a 1802, bergantines, corbetas y jabeques bajo bandera británica atacaron el tráfico marítimo español en las costas del levante y sur peninsular. El mar de Alborán se convirtió en lugar de caza de estos corsarios y las embarcaciones que aprovisionaban a Melilla y los llamados Presidios Menores fueron sus víctimas muchas veces.


GIBRALTAR




BRITÁNICOS EN EL MAR DE ALBORÁN


Tanto en la prensa de la época como en las efemérides de Melilla y los Presidios Menores recopiladas por Gabriel de Morales encontramos referencias a los ataques sufridos por las embarcaciones españolas en ruta al Norte de África.
En el verano de 1797, una corbeta corsaria inglesa de 18 cañones se posicionó frente a Málaga y logró captura en pocos días una gabarra llamada Amparo, del patrón Vicente Monar, que iba a Alhucemas con víveres. Posteriormente es capturado a vista de Málaga el pingue, especie de jabeque mercante, Concepción del patrón Juan Gallegos y el barco del patrón Pedro Rauset que regresaba de Málaga desde el Peñón de Vélez también cae en manos británicas que le prenden fuego. Tanto en este caso como los anteriores, los tripulantes de las embarcaciones capturadas pudieron salvarse en la lancha de servicio y llegar a puerto. El jabeque del patrón Requena también es capturado en eso días cuando volvía de Alhucemas y esto lleva a que para abastecer Melilla y Alhucemas se tenga que organizar un convoy de embarcaciones mercantes escoltadas por el jabeque África de 12 cañones. 
En enero de 1799 los ingleses capturan al jabeque de dotación de Melilla que estaba al mando del patrón Antonio Galludo, mientras que en febrero de ese mismo año, es capturado una polacra napolitana en aguas del Peñón de Vélez pese a estar escoltada por una embarcación española. 



BERGANTÍN DE GUERRA




Con el paso de la guerra los corsarios ingleses parecen cambiar de tácticas y empiezan a apresar los barcos españoles para cobrar rescate por ellos y su carga.
En marzo de 1803, es capturado el falucho de Melilla mandado por el patrón Luis Molina. Los ingleses lo llevan a Chafarinas desde donde se ponen en contacto con las autoridades de Melilla exigiendo un rescate por el barco que se acaba satisfaciendo.  en julio de 1805 son capturados el pingue de Melilla del patrón Vicente Sancho y las dos embarcaciones con víveres que escoltaba. Son llevados a Chafarinas exigiendo 9000 duros por su rescate. Esta cantidad tuvo que adelantarla el argelino Sidi Alí El Begui que se encontraba en Melilla. En julio de 1806 es capturado el místico Pájaro con un cargamento de víveres que costó 9000 reales rescatar.



JABEQUE



DERROTAS BRITÁNICAS.

No siempre resultaban vencedores los ingleses de estos encuentros en el mar de Alborán. Ya el 19 de septiembre de 1780, en una guerra anterior, las embarcaciones de dotación de Melilla lograron capturar un jabeque de Mahón que iba en ruta a Gibraltar. En julio del año de 1800, el jabeque Nuestra Señora del Rosario mandado por Vicente Sancho y que navegaba escoltando unas embarcaciones con provisiones para los Presidios Menores se enfrentó e hizo huir a un corsario inglés de 10 cañones y en septiembre las embarcaciones de Alhucemas apresaron una polacra inglesa. 
En octubre de 1806, una lancha de Melilla apresó un barco inglés con un cargamento de maderas. En enero de 1808, pocos meses antes de que la guerra contra Inglaterra acabara tras el levantamiento popular del 2 de Mayo, el jabeque de dotación de Alhucemas atacó a otro inglés que merodeaba por las cercanías de la isla y lo hizo huir.
A partir de mayo de 1808 serían los franceses, antiguos aliados, los enemigos a batir.




THOMAS ALEXANDER COCHRANE


LORD COCHRANE



Unos de los corsarios británicos más famoso de estos años fue Thomas Cochrane. Cochrane era un aristócrata inglés, poseía el titulo de Lord, y oficial de la armada que al mando del bergantín Speedy se dedicó al corso en el Mediterráneo y mar de Alborán hasta que fue capturado por buques franceses. Su presa más importante fue el jabeque Gamo que era superior en artillería y tripulación al Speedy.
Tras ser liberado por los franceses obtuvo el mando de la fragata Pallas con la que siguió realizando temerarias incursiones y ataques a franceses y españoles que le valieron ser el modelo que el escritor Patrick O´Brian utilizó para crear el personaje de Jack Aubrey, protagonista de su famosa serie de novelas de aventuras marinas.



Comentarios

Entradas populares de este blog

EL VAPOR GANDÍA Y EL DESEMBARCO EN AFRAU. ENERO 1921.

La Marina Mercante española en general y, especialmente, Trasmediterránea desde que  asumió  las comunicaciones marítimas entre la Península y las ciudades españolas del Norte de África,  tuvo una importante participación en las Campañas de Marruecos  tanto transportando hombres,pertrechos y equipos desde la Península a Melilla o Ceuta, como formando parte de las fuerzas navales en los diferentes desembarcos en territorio marroquí que se realizaron durante estas campañas, desde el de la Restinga en 1908 al de Alhucemas en 1925.  En este artículo, nos ocuparemos de la participación del Gandía en el desembarco efectuado en la playa de Sidi el Hassain para ocupar punta Afrau y establecer allí una posición fortificada. El vapor Gandía era un pequeño buque de 50 metros de eslora y 6 manga construido en Inglaterra en 1869 como un yate de nombre de Hellen.  Tras pasar por diversas navieras y transformaciones, acabó comprado por Trasmediterránea en 1918 que lo rebautizó como Gandía y lo puso…

LA ODISEA DEL FALUCHO SAN JOSÉ: DE MÁLAGA A MELILLA PASANDO POR ORAN.

A mediados del siglo XIX, las comunicaciones marítimas entre Melilla y Málaga se mantenían mediante los faluchos correos. Los faluchos eran un tipo de embarcación típicamente mediterránea de porte mediano y que arbolaban un mastil central con vela latina, una mesana latina y bauprés para aparejar un foque.

Según cronicas de la época, estos faluchos solían estar a la carga en Málaga y aprovechaban los vientos de poniente para hacer su viaje a Melilla. Esta espera de vientos favorables no permitía mantener un servicio regular entre ambos puertos, pero los patrones y marineros que tripulaban estos buques no dudaban en aprovechar la más mínima oportunidad para cumplir con el servicio asignado, aunque a veces el tiempo les gastara tan malas pasadas como la ocurrida al falucho San Jose en marzo de 1853.

En el diario La Esperanza del 22 de abril de 1853 se publicó una carta fechada en Melilla el 11 de abril en la que se relataba esta verdadera odisea sufrida enmedio de un fuerte temporal de p…

EL PRIMER VIAJE DEL ANTONIO LAZARO Y EL VICENTE PUCHOL.

Los buques correo Antonio Lázaro y Vicente Puchol  fueron compañeros de fatigas de los primeros años de vida de nuestra antigua estación marítima que ahora nos quieren derribar. La entrada en servicio de estos buques en las líneas marítimas que unen Melilla con Málaga y Almería marcó un antes y un después del transporte marítimo de nuestra ciudad en unos años en que el puerto de Melilla empezó a figurar entre los primeros de España en cuanto al tráfico de pasajeros.
EL TELEGRAMA DE MELILLA DEL 4 DE SEPTIEMBRE DE 1968
El Antonio Lázaro fue diseñado como buque mixto de carga y pasaje y construido en los astilleros de la Unión Naval de Levante. Su botadura se realizó el 13 de enero de 1968 y se pensaba que sería el primero de una serie de cuatro buques que no llegó a llevarse a cabo. Su eslora era de 106,43 metros, manga de 16,3 metros, puntal de 7,19 metros. Calado máximo de 5 metros. Desplazamiento de 4729 toneladas y peso muerto de 1881 toneladas. Disponía de espacios de carga a proa …