Ir al contenido principal

LA EXPLOSIÓN DE LAS MUNICIONES DEL ANTONIO LÁZARO


En la mañana del domingo 29 de marzo de 1925 se produjo una serie de explosiones de cajas de munición de artillería  que estaban siendo descargadas del correo Antonio Lázaro en el puerto de Melilla. Estas explosiones causaron dos víctimas mortales y diez heridos pero que sin la pericia y el valor que demostraron un buen número de personas aquella mañana, este accidente podría haber tenido unas dimensiones realmente trágicas. 
En el buque correo Antonio Lázaro que unía Málaga con Melilla, se habían cargado 367 cajas de granadas, 125 cajas de bombas Laffite y dos cajas de espoletas, junto con la carga normal del buque, el pasaje y sus equipajes. Eran tiempos de la guerra del Rif y los buque de Trasmediterránea estaban sujetos a servidumbres militares en base a los contratos contraídos con el Estado.
Sobre las diez de la mañana, estando atracado el Lázaro en el muelle de Ribera y cuando se había descargado sólo una parte de las municiones, una primera explosión que afectó a unas pocas cajas puso en guardia a toda la ciudad. A resultas de esta primera explosión  se produjeron las dos víctimas mortales y varios heridos entre los veinte estibadores y personal de Trasmediterránea que atendía la descarga. Cuando se iniciaron los trabajos de extinción del incendio producido y se intentaba evacuar a los heridos, el resto de cajas de munición que estaban sobre el muelle, empezaron a estallar sin que nada se pudiera hacer por evitarlo.





La situación se estaba volviendo crítica puesto que los cascotes de las explosiones golpeaban a diestro y siniestro y los rescoldos del fuego originado se propagaban peligrosamente tanto al Antonio Lázaro, donde quedaba todavía por descargar parte de las cajas de municiones, como al vapor San Sebastián atracado en las cercanías y cargado de bidones de gasolina. Ambos buques fueron abandonados en estos primeros momentos por sus tripulantes. Mientras que bomberos y soldados intentaban apagar los incendios y apartar las cajas de municiones, se decidió sacar del puerto al San Sebastián y el Antonio Lázaro. En primer lugar fue desatracado el San Sebastián donde embarcaron el práctico Pedro Bayona, el Comandante de Marina y personal a su cargo acompañados por marineros de la Compañía de Mar  y del destacamento del acorazado España que todavía seguían en Melilla. A la vez, el comandante de ingenieros José Sastre y el marinero de la Compañía de Mar Pedro Aríz lograron subir al Lázaro esquivando las explosiones y los fuegos que ya habían alcanzado la cubierta de dicho buque y comenzaron a picar la cadena del ancla y soltar los cabos de amarre, maniobra en la que fueron ayudados por más marineros de la Compañía de Mar que iban llegando como podían. Posteriormente pudieron acceder al buque desde el costado de la mar el capitán del mismo con sus oficiales y parte de la marinería a los que se unieron el práctico Bayona y el Comandante de Marina que habían abandonado el San Sebastián.  Liberado de cabos y cadena, el Lázaro pudo ser remolcado por el vapor Alerta, de Transportes Militares, fuera de puerto arrojando al mar algunas cajas de municiones que había en cubierta y corrían peligro de verse afectada por los fuegos que seguían activos en el buque.
El Lázaro quedó fondeado unas dos millas fuera del puerto con grandes desperfectos en el puente, cubierta y cámaras por lo que tuvo que abandonar el servicio de pasajeros y marchar a Málaga para reparar.





De haberse producido la explosión de la cajas de municiones estando el pasaje todavía abordo, la tragedia hubiera sido mayúscula por lo que se decidió que el transporte de municiones a Melilla se hiciera en buques fletados o propiedad del Ejército como el propio vapor Alerta. El último de estos buques que tuvo su base en el puerto melillense fue el Capitán Mayoral, hasta que en el año 2000 se le dio de baja y que podemos ver fondeado en la ensenada del Peñón de Vélez en la fotografía anterior.

Comentarios

  1. Hola:

    Enlace de mis recuerdos de Melilla en el foro Armas.es.

    Saludos cordiales: Brugent.

    http://www.armas.es/foros/medios-aereos-y-navales?p=3130773#p3130773

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En los años cuarenta el Castillo de Jarandilla tuvo que ser hundido por un guardacostas en la dársena de Melilla porque se incendió y llevaba carga de gasolina.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

EL HUNDIMIENTO DEL JUAN DE JUANES.

En marzo de 1922, las fuerzas rifeñas iniciaron una ofensiva artillera contra los peñones de Alhucemas y Vélez de la Gomera. Los cañones utilizados eran de los capturados al ejercito español durante la retirada de Annual en julio y agosto del año anterior. Una de las víctimas de esta artillería fue el vapor correo de  Trasmediterranea Juan de Juanes.


EMBARCADERO DE ALHUCEMAS

El Juan de Juanes fue construido en 1891 y matriculado en Valencia en 1916, quedando incluido en la flota de la naciente naviera Trasmediterranea. Sus dimensiones eran 62 metros de manga, 9,20 de manga y 4,30 de puntal para 1300 TRB.
Desde agosto del año anterior estuvo destinado al servicio de los llamados presidios menores y Cabo de Agua, aunque hizo algún viaje especial para traer a territorio nacional  a  civiles españoles que habían buscado refugio en la zona francesa de Marruecos huyendo de las consecuencias del Desastre de Annual.  El día 18 de marzo llegó a primeras horas del día a Alhucemas pero dada la t…

NUEVOS DATOS SOBRE SANTA CRUZ DE LA MAR PEQUEÑA: LA ADELANTADA A MELILLA EN ÁFRICA.

El domingo 20 de febrero de 2000 en el diario El Faro de Melilla vio la luz por primera vez un trabajo mio sobre historia. Trataba sobre la torre de Santa Cruz de la Mar Pequeña, primer asentamiento español en África, de ahí que lo titulara: "Santa Cruz de la Mar Pequeña: la Adelantada a Melilla en África" ,ya que se tenía a nuestra ciudad como primer asentamiento español en este continente.

Sobre este tema ha aparecido en el número 335 de la "Revista de Arqueología" correspondiente al mes de noviembre de este año 2010, un artículo de Luis Blanco Vázquez titulado: " LA TORRE ATLÁNTICO-SAHARIANA DE SANTA CRUZ DE LA MAR PEQUEÑA (SIGLOS XV - XIV), en el que se aportan datos que para mi eran desconocidos sobre la estructura de la torre y su actual conservación.


Escribía en el año 2000 que la fundación de Santa Cruz era un episodio más de la pugna entre portugueses y castellanos por hacerse con el comercio del oro de Guinea. Este comercio se llevaba a cabo a través d…

EL PRIMER VIAJE DEL ANTONIO LAZARO Y EL VICENTE PUCHOL.

Los buques correo Antonio Lázaro y Vicente Puchol  fueron compañeros de fatigas de los primeros años de vida de nuestra antigua estación marítima que ahora nos quieren derribar. La entrada en servicio de estos buques en las líneas marítimas que unen Melilla con Málaga y Almería marcó un antes y un después del transporte marítimo de nuestra ciudad en unos años en que el puerto de Melilla empezó a figurar entre los primeros de España en cuanto al tráfico de pasajeros.
EL TELEGRAMA DE MELILLA DEL 4 DE SEPTIEMBRE DE 1968
El Antonio Lázaro fue diseñado como buque mixto de carga y pasaje y construido en los astilleros de la Unión Naval de Levante. Su botadura se realizó el 13 de enero de 1968 y se pensaba que sería el primero de una serie de cuatro buques que no llegó a llevarse a cabo. Su eslora era de 106,43 metros, manga de 16,3 metros, puntal de 7,19 metros. Calado máximo de 5 metros. Desplazamiento de 4729 toneladas y peso muerto de 1881 toneladas. Disponía de espacios de carga a proa …