Ir al contenido principal

EL VAPOR VELARDE Y LAS COMUNICACIONES MARÍTIMAS CON ALMERÍA.

Las comunicaciones aéreas y marítimas con Almería, capital de provincia más cercana a Melilla, siempre han sido la cenicienta de las comunicaciones melillenses: pocos enlaces, malos horarios, barcos viejos e inadecuados y víctima preferente de los recortes en época de crisis. Frente a esta tradicional desidia del gobierno, hubo personas interesadas en establecer líneas marítimas entre Melilla y Almería tanto para abrir mercado a los productos almerienses como para facilitar las comunicaciones entre Melilla y el levante peninsular.
Uno de estos primeros impulsores de las comunicaciones entre Almería y Melilla fue el banquero catalán Ivo Bosch. Bosch era presidente del Banco General de Madrid y tenía intereses en la Compañía de los Caminos de Hierro del Sur, concesionaria de la línea férrea entre Linares y Almería. Bosch vio quiso establecer un servicio marítimo con Melilla como prolongación natural de esa línea de ferrocarriles para poner en contacto  los mercados almerienses con esta ciudad que era la puerta de entrada a Marruecos. 






A finales de 1904 se iniciaron las gestiones para establecer la línea marítima que culminaron en enero de 1905. La unión entre los puertos almeriense y melillense se llevaría a cabo como una escala más del vapor Velarde que hacía línea de cabotaje entre Almería y Barcelona. El Velarde era un buque de 945 TRB con dos bodegas. Sus dimensiones eran: 90 metros de eslora, 10 de manga y 7 de puntal de bodega.
 El Velarde fondeó en la rada de Melilla el 26 de enero de 1905 en su viaje inaugural de la nueva línea marítima que tenía una periodicidad mensual. En este primer viaje trajo 14 pasajeros y carga general. Ese mismo día zarpó rumbo a Almería con buen número de soldados licenciados de Almería y provincia que prefirieron pagarse el viaje en el Velarde antes que ir vía Málaga con la expedición oficial de licenciados de Melilla.
   Las tarifas del nuevo servicio eran de 10 pesetas en primera para Almería y 5 en tercera. La tonelada de carga se pagaba a 6 pesetas. Para fomentar el comercio de Almería con Marruecos se puso una tarifa especial para marroquíes de 2,5 pesetas. El viaje hasta Barcelona se encarecía bastante costando 45 pesetas un billete en primera y 25 en tercera, mientras que la tonelada de carga pasaba a costar 18 pesetas.
  En el viaje de marzo vino a Melilla el periodista del diario almeriense La Crónica Meridional Augusto Jerez Santamaría. Este periodista venía en representación de Ivo Bosch para hacer pública la pretensión del banquero de pujar en la subasta de los obras del puerto.
   El Circulo Mercantil e Industrial de Almería interesado en fomentar el comercio entre ambas ciudades y Marruecos, envió un comisión que visitó Melilla en mayo de ese mismo año viajando en el Velarde



VAPOR TINTORÉ.



La nueva línea marítima cobró auge y los viajes pasaron a tres mensuales con salidas desde Almería los días 8, 18 y 28 de cada mes. La Compañía de los Caminos de Hierro del Sur de España organizó un servicio combinado Melilla - París vía Almería y Madrid. Se salía de Melilla los días 9, 19 y 29 de cada mes a las 22 horas en el Velarde y al llegar a Almería se trasbordaba al ferrocarril que llevaba a Madrid donde se volvía a hacer trasbordo para París  llegando sobre las 22 horas de los días 12, 22 y 2 de cada mes. La vuelta se iniciaba desde París los días 6, 16 y 26, llegando a Almería vía Madrid los días 8, 18 y 28 a tiempo para embarcar en el Velarde hasta Melilla.
 A mediados de 1910 el Velarde dejó la línea con Melilla que pasó a ser servida por el vapor Tintoré, de la compañía de Barcelona Línea de Vapores Tintoré, que realizaba un servicio semanal que unía Almería, Melilla y Orán con salidas todos los martes desde Almería para Melilla. Su agente en Melilla era David J. Melul.





Sobre el final del vapor Velarde vease: http://vidamaritima.com/2011/10/el-velarde-y-don-alejandro-linati/

Comentarios

Entradas populares de este blog

EL VAPOR GANDÍA Y EL DESEMBARCO EN AFRAU. ENERO 1921.

La Marina Mercante española en general y, especialmente, Trasmediterránea desde que  asumió  las comunicaciones marítimas entre la Península y las ciudades españolas del Norte de África,  tuvo una importante participación en las Campañas de Marruecos  tanto transportando hombres,pertrechos y equipos desde la Península a Melilla o Ceuta, como formando parte de las fuerzas navales en los diferentes desembarcos en territorio marroquí que se realizaron durante estas campañas, desde el de la Restinga en 1908 al de Alhucemas en 1925.  En este artículo, nos ocuparemos de la participación del Gandía en el desembarco efectuado en la playa de Sidi el Hassain para ocupar punta Afrau y establecer allí una posición fortificada. El vapor Gandía era un pequeño buque de 50 metros de eslora y 6 manga construido en Inglaterra en 1869 como un yate de nombre de Hellen.  Tras pasar por diversas navieras y transformaciones, acabó comprado por Trasmediterránea en 1918 que lo rebautizó como Gandía y lo puso…

LA ODISEA DEL FALUCHO SAN JOSÉ: DE MÁLAGA A MELILLA PASANDO POR ORAN.

A mediados del siglo XIX, las comunicaciones marítimas entre Melilla y Málaga se mantenían mediante los faluchos correos. Los faluchos eran un tipo de embarcación típicamente mediterránea de porte mediano y que arbolaban un mastil central con vela latina, una mesana latina y bauprés para aparejar un foque.

Según cronicas de la época, estos faluchos solían estar a la carga en Málaga y aprovechaban los vientos de poniente para hacer su viaje a Melilla. Esta espera de vientos favorables no permitía mantener un servicio regular entre ambos puertos, pero los patrones y marineros que tripulaban estos buques no dudaban en aprovechar la más mínima oportunidad para cumplir con el servicio asignado, aunque a veces el tiempo les gastara tan malas pasadas como la ocurrida al falucho San Jose en marzo de 1853.

En el diario La Esperanza del 22 de abril de 1853 se publicó una carta fechada en Melilla el 11 de abril en la que se relataba esta verdadera odisea sufrida enmedio de un fuerte temporal de p…

EL PRIMER VIAJE DEL ANTONIO LAZARO Y EL VICENTE PUCHOL.

Los buques correo Antonio Lázaro y Vicente Puchol  fueron compañeros de fatigas de los primeros años de vida de nuestra antigua estación marítima que ahora nos quieren derribar. La entrada en servicio de estos buques en las líneas marítimas que unen Melilla con Málaga y Almería marcó un antes y un después del transporte marítimo de nuestra ciudad en unos años en que el puerto de Melilla empezó a figurar entre los primeros de España en cuanto al tráfico de pasajeros.
EL TELEGRAMA DE MELILLA DEL 4 DE SEPTIEMBRE DE 1968
El Antonio Lázaro fue diseñado como buque mixto de carga y pasaje y construido en los astilleros de la Unión Naval de Levante. Su botadura se realizó el 13 de enero de 1968 y se pensaba que sería el primero de una serie de cuatro buques que no llegó a llevarse a cabo. Su eslora era de 106,43 metros, manga de 16,3 metros, puntal de 7,19 metros. Calado máximo de 5 metros. Desplazamiento de 4729 toneladas y peso muerto de 1881 toneladas. Disponía de espacios de carga a proa …