Ir al contenido principal

EL NAUFRAGIO DEL VAPOR ALCIRA.

En la madrugada del 7 de septiembre de 1914 naufragó a tres millas al sur de cabo de Gata el vapor correo "Alcira" que cubría el servicio semanal entre Almería y Melilla. El Alcira pertenecía a la naviera Compañía de Vapores Correo de África, antecendente de la Trasmediterránea, y concesionaria del servicio de transporte marítimo entre Melilla y la Península desde 1910. El vapor  estaba mandado por el capitán de la Marina Mercante Rodrigo Bustamante y tenía 27 tripulantes. Sus dimensiones eran  72,82 metros de eslora y 9,36 de manga con 1061 TRB. El Alcira salía desde Almería para Melilla los lunes para volver los martes. En la fecha del siniestro navegaba en lastre desde Barcelona para cargar mercancias y embarcar pasaje  para Melilla en el puerto de Almería. Esta escala era parte de una línea de cabotaje que unía nuestra ciudad con Barcelona.


EL CABO DE GATA VISTO DESDE EL SUR



El naufragio del Alcira fue consecuencia del abordaje sufrido con un vapor italiano llamado "Avvenaire"  mandado por capitán de la Marina Mercante Luigi Questa y con  502 TRB que iba en ruta con carga y pasaje desde Vila Real de Santo Antonio (Portugal) a Génova. Las circunstancias exactas del abordaje no se aclararon pero por declaraciones de testigos se sabe que había calma y zonas de visibilidad reducida por  bancos de niebla. El Avvenaire impactó contra el costado de estribor del Alcira abriéndole una vía de agua que resultó fatal mientras que el buque italiano tuvo serias averías en la proa pero los mamparos estancos contuvieron la inundación y el buque pudo llegar hasta el puerto de Almería. En el accidente se produjeron varias víctimas mortales en ambos barcos. En el italiano desaparecieron tres tripulantes que debieron caer al mar en el momento del impacto y en el español hubo que lamentar la muerte del primer oficial de cubierta llamado Felipe Torres; del  primer maquinista Miguel Pla; segundo maquinista Francisco Zaragoza; contramaestre Wenceslao Fous: marinero Pedro Aragonés y camarero Jaime Torts.





UN MELILLENSE EN LA TRIPULACIÓN DEL ALCIRA.

   Cecilio Bolea, melillense de 23 años y domicilio en la Alcazaba, ocupaba plaza de palero en la tripulación del Alcira. Palero era una categoría profesional inferior a la de fogonero y entre sus funciones estaba la de apalear carbón a las calderas del buque, encargarse de la limpieza de la sala de máquinas y auxilar a fogoneros y maquinistas. Al regresar a Melilla pocos días después del siniestro hizo unas declaraciones al Telegrama del Rif en la que dio detalles de lo ocurrido a bordo del Alcira como que el capitán y el telegrafista fueron en un primer momento arrastrados por el buque al hundirse pero que finalmente pudieron alcanzar la superficie o que el contramaestre se hundió con el barco al intentar ayudar al primer oficial que había quedado atrapado al escorar el Alcira. Por otro lado, unos tripulantes de buque lograron pasar al vapor italiano sin mojarse siquiera.
 A la llegada de los supervivientes a Almería, fueron socorridos con ropas, billete para dirigirse a su localidad de residencia y diez pesetas por el consignatario de la naviera en Almería.
Recordar que en las líneas que unen Melilla con la Península han ocurrido otros naufragios como el del "Volcán de Tamia" buque de Marítima Peregar en ruta de Melilla a Málaga.
 Un recuerdo a los compañeros de la Marina Mercante  fallecidos en estos siniestros. 






BANDERA POTESTATIVA DE LOS CORREOS MARÍTIMOS.


Comentarios

Entradas populares de este blog

EL VAPOR GANDÍA Y EL DESEMBARCO EN AFRAU. ENERO 1921.

La Marina Mercante española en general y, especialmente, Trasmediterránea desde que  asumió  las comunicaciones marítimas entre la Península y las ciudades españolas del Norte de África,  tuvo una importante participación en las Campañas de Marruecos  tanto transportando hombres,pertrechos y equipos desde la Península a Melilla o Ceuta, como formando parte de las fuerzas navales en los diferentes desembarcos en territorio marroquí que se realizaron durante estas campañas, desde el de la Restinga en 1908 al de Alhucemas en 1925.  En este artículo, nos ocuparemos de la participación del Gandía en el desembarco efectuado en la playa de Sidi el Hassain para ocupar punta Afrau y establecer allí una posición fortificada. El vapor Gandía era un pequeño buque de 50 metros de eslora y 6 manga construido en Inglaterra en 1869 como un yate de nombre de Hellen.  Tras pasar por diversas navieras y transformaciones, acabó comprado por Trasmediterránea en 1918 que lo rebautizó como Gandía y lo puso…

LA ODISEA DEL FALUCHO SAN JOSÉ: DE MÁLAGA A MELILLA PASANDO POR ORAN.

A mediados del siglo XIX, las comunicaciones marítimas entre Melilla y Málaga se mantenían mediante los faluchos correos. Los faluchos eran un tipo de embarcación típicamente mediterránea de porte mediano y que arbolaban un mastil central con vela latina, una mesana latina y bauprés para aparejar un foque.

Según cronicas de la época, estos faluchos solían estar a la carga en Málaga y aprovechaban los vientos de poniente para hacer su viaje a Melilla. Esta espera de vientos favorables no permitía mantener un servicio regular entre ambos puertos, pero los patrones y marineros que tripulaban estos buques no dudaban en aprovechar la más mínima oportunidad para cumplir con el servicio asignado, aunque a veces el tiempo les gastara tan malas pasadas como la ocurrida al falucho San Jose en marzo de 1853.

En el diario La Esperanza del 22 de abril de 1853 se publicó una carta fechada en Melilla el 11 de abril en la que se relataba esta verdadera odisea sufrida enmedio de un fuerte temporal de p…

EL PRIMER VIAJE DEL ANTONIO LAZARO Y EL VICENTE PUCHOL.

Los buques correo Antonio Lázaro y Vicente Puchol  fueron compañeros de fatigas de los primeros años de vida de nuestra antigua estación marítima que ahora nos quieren derribar. La entrada en servicio de estos buques en las líneas marítimas que unen Melilla con Málaga y Almería marcó un antes y un después del transporte marítimo de nuestra ciudad en unos años en que el puerto de Melilla empezó a figurar entre los primeros de España en cuanto al tráfico de pasajeros.
EL TELEGRAMA DE MELILLA DEL 4 DE SEPTIEMBRE DE 1968
El Antonio Lázaro fue diseñado como buque mixto de carga y pasaje y construido en los astilleros de la Unión Naval de Levante. Su botadura se realizó el 13 de enero de 1968 y se pensaba que sería el primero de una serie de cuatro buques que no llegó a llevarse a cabo. Su eslora era de 106,43 metros, manga de 16,3 metros, puntal de 7,19 metros. Calado máximo de 5 metros. Desplazamiento de 4729 toneladas y peso muerto de 1881 toneladas. Disponía de espacios de carga a proa …