Ir al contenido principal

LA PERDIDA DE LA BARCA PESQUERA "PEPE Y SUS HERMANOS"

Durante un temporal de poniente en enero de 1914 se perdió la barca pesquera "Pepe y sus hermanos". Este trágico episodio, donde murieron cuatro pescadores, dos de ellos niños, conmocionó a Melilla entera, aunque la ciudad supo mostrar su cara más solidaria y humanitaria ante el desamparo en que quedaron las familias de los pescadores fallecidos.


PONIENTES EN EL MAR DE ALBORAN.


Los vientos del W en esta zona vienen normalmente asociados al paso de depresiones atlánticas. Pasando al norte de la costas del Mar de Alborán, estas borrascas pueden producir vientos muy violentos del W o SW, especialmente en invierno, que traen malos tiempos y lluvias y a medida que avanza la borrasca pueden rolar al NW. Estos temporales de componente norte son raros pero muy peligrosos ya en que toda la costa norteafricana del mar de Alborán no encontramos lugares para buscar resguardo de este tiempo.


(Poniente en la rada de Melilla)



LA BARCA PESQUERA "PEPE Y SUS HERMANOS".

La barca "Pepe y sus hermanos" era propiedad de Miguel Puga, pescador venido de Torrevieja, y era de las que varaban en la playa de Los Cárabos, cerca de donde Puga tenía su residencia en una casa de vecinos conocida como "Patio de don Rafael". En ese mismo patio vivía Clemente Fernández, conocido como "Tio Clemente" que solía salir a pescar junto a Puga. El 16 de enero de 1914 Puga junto con dos de sus hijos, uno de 11 y otro de 8 años, y "Tio Clemente" salieron a pescar al palangre en lo que debía de ser un jornada de pesca ya que no llevaban víveres para más. Aquel día el poniente soplaba con fuerza pero la necesidad de arrancar el sustento de su familia del mar hizo que enfilaran hacia el cabo Tres Forcas a faenar aprovechando el resguardo a los vientos del oeste que proporciona la mole de dicho cabo.


(Barcas de pesca en la playa de los Cárabos)


Pero la mar, que a veces es la peor enemiga de los hombres que buscan el sustento en su seno, cobró su tributo y la "Pepe y sus hermanos" no volvió a puerto. Preguntando a las gentes del mar por si alguien sabía dar noticias de los desaparecidos, contestaron desde el vapor correo "Virgen de Africa", que arribó a Melilla desde Alhucemas, que ellos vieron a la altura del cabo Tres Forcas una pequeña barca que luchaba contra las olas, barca que podría ser la perdida.
Pensando que tal vez se habían refugiado en alguna cala, se envió a una persona a recorrerlas por tierra y preguntar a los lugareños por la lancha pero nada logró averiguar, lo que confirmaba las terribles sospechas sobre el destino sufrido por los tripulantes de la "Pepe y sus hermanos".


El sábado 24 de enero y ante la más que probable confirmación de la muerte en el mar de los pescadores, el general Gómez Jordana envió una carta al Telegrama en el que les remitía 50 pesetas como donativo inicial de una colecta que proponía organizar en favor de las viudas e hijos menores de los fallecidos. Puga dejaba viuda y tres hijos y Clemente Fernández viuda y siete hijos. Esta colecta tuvo un gran apoyo ciudadano y hasta en el mitin sindical del domingo siguiente se recaudó dinero entre los asistentes logrando reunir la suma de 40,05 pesetas que se donaron a la suscripción.


En esto se llegó al miércoles 28 en que el Telegrama anunciaba en su primera página que según noticias recibidas desde Cartagena, se afirmaba que la lancha había logrado alcanzar este puerto con todos sus tripulantes sanos y salvos. Esta noticia generó serias dudas sobre su veracidad entre los marinos y pescadores melillenses ya que era una travesía harto difícil en las condiciones de tiempo reinantes aquel día. En busca de una confirmación oficial de la noticia, el Comandante de Marina se puso en contacto con las autoridades de marina de Cartagena que finalmente la desmintieron con lo que las familias de los desaparecidos, que habían visto renacer sus esperanzas de encontrarlos con vida, se hundieron una vez más en la mayor de las penas.

Ante el desgraciado giro de los acontencimientos, la solidaridad de Melilla hacia las familas afectadas se reforzó y para apoyar la suscripción abierta en su favor, el empresario del teatro Kursaal organizó un función benéfica para el 26 de febrero. Los precios fueron de 80 céntimos en silla y 20 céntimos en general. El lleno del teatro fue absoluto y la función consistió en una exhibición de peliculas y actuaciones de bandas de musica de diferentes unidades militares que ejecutaron piezas de música ligera junto a varias artístas que estaban en la ciudad, entre ellas la bailarina "Bella Iberia" , la cantante "La Sevillita", "Marujilla" y la bailaora de flamenco Julia Borrull. Se recaudaron 605, 30 pesetas que se donaron a la suscripción. Al cierre de la misma el 15 de marzo se habían recaudado 1876,75 pesetas que se entregaron a los beneficiarios el 24 de ese mes, prueba de la solidaridad de los melillenses.

(Cabo de Tres Forcas, lugar del naufragio de la barca
pesquera "Pepe y sus hermanos)

Comentarios

Entradas populares de este blog

EL VAPOR GANDÍA Y EL DESEMBARCO EN AFRAU. ENERO 1921.

La Marina Mercante española en general y, especialmente, Trasmediterránea desde que  asumió  las comunicaciones marítimas entre la Península y las ciudades españolas del Norte de África,  tuvo una importante participación en las Campañas de Marruecos  tanto transportando hombres,pertrechos y equipos desde la Península a Melilla o Ceuta, como formando parte de las fuerzas navales en los diferentes desembarcos en territorio marroquí que se realizaron durante estas campañas, desde el de la Restinga en 1908 al de Alhucemas en 1925.  En este artículo, nos ocuparemos de la participación del Gandía en el desembarco efectuado en la playa de Sidi el Hassain para ocupar punta Afrau y establecer allí una posición fortificada. El vapor Gandía era un pequeño buque de 50 metros de eslora y 6 manga construido en Inglaterra en 1869 como un yate de nombre de Hellen.  Tras pasar por diversas navieras y transformaciones, acabó comprado por Trasmediterránea en 1918 que lo rebautizó como Gandía y lo puso…

LA ODISEA DEL FALUCHO SAN JOSÉ: DE MÁLAGA A MELILLA PASANDO POR ORAN.

A mediados del siglo XIX, las comunicaciones marítimas entre Melilla y Málaga se mantenían mediante los faluchos correos. Los faluchos eran un tipo de embarcación típicamente mediterránea de porte mediano y que arbolaban un mastil central con vela latina, una mesana latina y bauprés para aparejar un foque.

Según cronicas de la época, estos faluchos solían estar a la carga en Málaga y aprovechaban los vientos de poniente para hacer su viaje a Melilla. Esta espera de vientos favorables no permitía mantener un servicio regular entre ambos puertos, pero los patrones y marineros que tripulaban estos buques no dudaban en aprovechar la más mínima oportunidad para cumplir con el servicio asignado, aunque a veces el tiempo les gastara tan malas pasadas como la ocurrida al falucho San Jose en marzo de 1853.

En el diario La Esperanza del 22 de abril de 1853 se publicó una carta fechada en Melilla el 11 de abril en la que se relataba esta verdadera odisea sufrida enmedio de un fuerte temporal de p…

EL PRIMER VIAJE DEL ANTONIO LAZARO Y EL VICENTE PUCHOL.

Los buques correo Antonio Lázaro y Vicente Puchol  fueron compañeros de fatigas de los primeros años de vida de nuestra antigua estación marítima que ahora nos quieren derribar. La entrada en servicio de estos buques en las líneas marítimas que unen Melilla con Málaga y Almería marcó un antes y un después del transporte marítimo de nuestra ciudad en unos años en que el puerto de Melilla empezó a figurar entre los primeros de España en cuanto al tráfico de pasajeros.
EL TELEGRAMA DE MELILLA DEL 4 DE SEPTIEMBRE DE 1968
El Antonio Lázaro fue diseñado como buque mixto de carga y pasaje y construido en los astilleros de la Unión Naval de Levante. Su botadura se realizó el 13 de enero de 1968 y se pensaba que sería el primero de una serie de cuatro buques que no llegó a llevarse a cabo. Su eslora era de 106,43 metros, manga de 16,3 metros, puntal de 7,19 metros. Calado máximo de 5 metros. Desplazamiento de 4729 toneladas y peso muerto de 1881 toneladas. Disponía de espacios de carga a proa …