Ir al contenido principal

LA CAPTURA DEL LAUD MIGUEL Y TERESA.




El 31 de agosto de 1889 salió de Málaga con destino declarado Tánger el laúd “Miguel y Teresa”. El laúd era una embarcación de poco porte que arbolaba un mástil con vela latina y, en los mayores, una pequeña mesana latina también. El “Miguel y Teresa” era de la matrícula de Vinaroz y que, según el diario malagueño “La Unión Mercantil” del 20-09-1889, se dedicaba al tráfico de ganado vacuno, aviar y huevos entre el norte de África y Málaga. Detenido por una encalmada, quedó a la deriva arrastrado por las corrientes hasta unas tres millas al norte de la playa de la Cebadilla donde fue asaltado por tres cárabos bocoyas que saquearon el barco y secuestraron a los tripulantes y un pasajero. Una vez liberado, se publicaron unas declaraciones de Juan Ortiz, patrón del laúd, en el periódico La Dinastía del 11-10-1889, en las que declaró que los piratas le robaron 20.000 pesetas que llevaban para comprar ganado y huevos, 867 pts de la caja del barco, un reloj de plata, 325 pesetas y el equipaje de los marineros mientras que al pasajero, Francisco Ruiz, le robaron 2.500 pesetas que llevaba para comprar huevos y el equipaje. Entre los piratas había un renegado español huido de un presidio norteafricano que se apellidaba Campoamor. El laúd fue fondeado por los piratas en una cala que llamaban Brevero donde fue descubierto el día 5 de septiembre por un bote de vigilancia de la isla de Alhucemas que no pudo acercarse por el gran número de rifeños que custodiaban la playa. La noche siguiente volvieron con otro bote mejor armado al mando del sargento de marina y consiguieron picar la cadena del ancla y remolcar el laúd hasta Alhucemas.
Sin embargo, en La Vanguardia del 28-09-1889 se da otra versión de los hechos. Según este diario que citaba al periódico El Liberal, el laúd fue fletado por un contrabandista marroquí llamado Alí Mohamed para que transportara un cargamento de fusiles que debía descargar en una cala del cabo Tres Forcas. Sorprendido el laúd por un temporal de levante, tuvo que correr la mar de popa hasta recalar en las cercanías de Busicú donde fue asaltado por los bocoyas. El diario reconocía no poder asegurar si esta acción fue realizada como medida para reprimir el contrabando o como acto pirata. Esta versión fue muy criticada como falsa por parte de la prensa de la época.
Enterado el gobierno del apresamiento del laúd, envió a la zona al cañonero “Cocodrilo”, de 36 metros de eslora y armado con un cañón de 120 mm y una ametralladora nordenfelt ,que escoltó a una lancha de la guarnición de Alhucemas en la que viajaba una comisión que pretendía negociar con los bocoyas la liberación de los cautivos pero la lancha fue recibida a tiros por lo que el “Cocodrilo” abrió fuego de cañón y ametralladora contra la playa y la aldea desde donde partió el ataque bocoya destruyendo varias casas y la mezquita.
El gobierno español planteó la correspondiente queja al marroquí exigiendo la liberación de los cautivos, petición que fue apoyada por la presencia de varios buques de guerra en la bahía de Tánger. Esta actitud de firmeza consiguió que el gobierno marroquí enviase al Rif unos emisarios que consiguieron la liberación de los cautivos el 25 de septiembre, aunque el patrón del laúd debió de firmar una declaración admitiendo que transportaba fusiles en su buque.

Comentarios

Entradas populares de este blog

EL VAPOR GANDÍA Y EL DESEMBARCO EN AFRAU. ENERO 1921.

La Marina Mercante española en general y, especialmente, Trasmediterránea desde que  asumió  las comunicaciones marítimas entre la Península y las ciudades españolas del Norte de África,  tuvo una importante participación en las Campañas de Marruecos  tanto transportando hombres,pertrechos y equipos desde la Península a Melilla o Ceuta, como formando parte de las fuerzas navales en los diferentes desembarcos en territorio marroquí que se realizaron durante estas campañas, desde el de la Restinga en 1908 al de Alhucemas en 1925.  En este artículo, nos ocuparemos de la participación del Gandía en el desembarco efectuado en la playa de Sidi el Hassain para ocupar punta Afrau y establecer allí una posición fortificada. El vapor Gandía era un pequeño buque de 50 metros de eslora y 6 manga construido en Inglaterra en 1869 como un yate de nombre de Hellen.  Tras pasar por diversas navieras y transformaciones, acabó comprado por Trasmediterránea en 1918 que lo rebautizó como Gandía y lo puso…

LA ODISEA DEL FALUCHO SAN JOSÉ: DE MÁLAGA A MELILLA PASANDO POR ORAN.

A mediados del siglo XIX, las comunicaciones marítimas entre Melilla y Málaga se mantenían mediante los faluchos correos. Los faluchos eran un tipo de embarcación típicamente mediterránea de porte mediano y que arbolaban un mastil central con vela latina, una mesana latina y bauprés para aparejar un foque.

Según cronicas de la época, estos faluchos solían estar a la carga en Málaga y aprovechaban los vientos de poniente para hacer su viaje a Melilla. Esta espera de vientos favorables no permitía mantener un servicio regular entre ambos puertos, pero los patrones y marineros que tripulaban estos buques no dudaban en aprovechar la más mínima oportunidad para cumplir con el servicio asignado, aunque a veces el tiempo les gastara tan malas pasadas como la ocurrida al falucho San Jose en marzo de 1853.

En el diario La Esperanza del 22 de abril de 1853 se publicó una carta fechada en Melilla el 11 de abril en la que se relataba esta verdadera odisea sufrida enmedio de un fuerte temporal de p…

EL PRIMER VIAJE DEL ANTONIO LAZARO Y EL VICENTE PUCHOL.

Los buques correo Antonio Lázaro y Vicente Puchol  fueron compañeros de fatigas de los primeros años de vida de nuestra antigua estación marítima que ahora nos quieren derribar. La entrada en servicio de estos buques en las líneas marítimas que unen Melilla con Málaga y Almería marcó un antes y un después del transporte marítimo de nuestra ciudad en unos años en que el puerto de Melilla empezó a figurar entre los primeros de España en cuanto al tráfico de pasajeros.
EL TELEGRAMA DE MELILLA DEL 4 DE SEPTIEMBRE DE 1968
El Antonio Lázaro fue diseñado como buque mixto de carga y pasaje y construido en los astilleros de la Unión Naval de Levante. Su botadura se realizó el 13 de enero de 1968 y se pensaba que sería el primero de una serie de cuatro buques que no llegó a llevarse a cabo. Su eslora era de 106,43 metros, manga de 16,3 metros, puntal de 7,19 metros. Calado máximo de 5 metros. Desplazamiento de 4729 toneladas y peso muerto de 1881 toneladas. Disponía de espacios de carga a proa …